Página:La Odisea (Baráibar) La Batracomiomaquia (Alenda) 1886.pdf/750

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
26
LA BATRACOMIOMAQUIA.

Y hasta un hermoso velo
Que yo misma he tejido,
Poniendo en obra tal todo mi anhelo,
Sin ninguna piedad me lo han roído.
Velo sutil, de trama delicada,
Que con esmero hilada
Fué por mis manos y en mi rueca de oro.
Pero otro mal, oh Padre omnipotente,
Me aflige de presente,
Que es á los dioses de mayor desdoro.
Como al labrar el velo me veía
En gran necesidad, diéronme á usura,
Y todo en el estambre consumido,
No sé con qué pagar este zurcido,
Y día y noche el zurcidor me apura.
Mas tampoco á las ranas
Protegerá mi egida;
Que de cerebro son harto livianas,
Y estoy dellas también harto ofendida.
Ya probarán mis iras: una noche
De tumultuosa lid me retiraba:
Á mis ojos buscaba
Un profundo dormir, no interrumpido:
Que el cuerpo asaz rendido
Sueño reparador necesitaba.
Pero huyó de mis párpados el sueño,
Que la grey de las ranas importuna
Me lo espantó, el silencio perturbando,