Página:La Pintura.djvu/11

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
3

El áspero sonido
De un instrumento por mi mano herido,
Facilmente podria,
Para ensalzar el Arte delicioso
Que canto, numerar las distinciones
Y magnificos dones,
Que en recompensa conceder solía
La sábia Antigüedad al mas famoso
Pintor: ni es necesario,
Para comprobacion de su nobleza,
Citar la Griega Ley, que no dexaba
(Precaviendo del Arte la baxeza)
Manejase pinceles mano esclava,
Mientras incompatible se creía
Con la sublimidad de la Pintura
Del siervo la opresion tirana y dura,
Que del ánimo abate la hidalguia:
Es la suya mas alta gerarquía,
Pues nace del humano entendimiento,
Que es al Sér increado semejante.
Allí tiene su asiento
La Pintura; ni pueden de otra suerte
Sus invenciones agradar bastante,

Si