Página:La gruta del silencio.djvu/41

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida




MONOTONÍA ODIOSA
DE LAS TARDES NUBLADAS



  Esta tarde de lluvia amodorrada i lenta
Se me ha caído al alma como una maldición,
Hai en todas las cosas un aire de tormenta,
Algo que se presiente i ahoga de emocion.

  I pienso en esa noche en que al volver una esquina
Me cayeron encima dos fuertes campanadas,
Campanadas que injurian en su lengua broncina,
Que parecen anuncios, que son como pedradas.

  Esta tarde ojerosa con alma de cartujo
Me tortura, me inquieta, me tiene incomodado.
Esta tarde nublada, sin bullicio, sin lujo,
Con tristeza, con ese albo cielo esmerilado.