Página:La linterna mágica - Vol. 8.djvu/308

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida


A MARÍA INMACULADA.


¡Salve, divina emperatriz del cielo,
        Como la gracia pura,
Mística luz de paz y de consuelo,
        Tesoro de hermosura!

¡Salve, limpio fanal resplandeciente
        De donde el sol fecundo
Toma su luz para lanzarla ardiente
        Al adormido mundo!

¡Salve otra vez! ¡mil veces salve, oh fruto
        Del grande pensamiento
Más bello del Señor! débil tributo
        Te da mi acatamiento.