Página:La noche de la verbena.djvu/50

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
46
LA NOCHE DE LA VERBENA

PEPA

¡Preciosísimo porque Dios quiere!

SEÑÁ MARGARITA

Este es el último alarido recién llegao de Manila. Parece que lo han bordao los angelitos del cielo; misté qué chino, ¡está hablando!

PEPA

Ya le oigo, pero no se le entiende.

SEÑÁ MARGARITA

¿La gusta?

PEPA

¡Muchísimo!

SEÑÁ MARGARITA

¿Es esto lo que quiere el Antonio pa su mujer?

PEPA

(con misterio.) Baje usté la voz que no se entere ella; esto es lo que él quiere, y, ¿cómo se llama? (Acción de dinero.)

SEÑÁ MARGARITA

Cinco mil reales.

PEPA

¿Y de apellido?