Página:Larelijiondemost00balm.djvu/50

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Hubo un problema cuando se corregía esta página


CAPITULO XVI.


El cumplimiento de las profecías otra prueba de la divinidad de Jesucristo.


Otra de las pruebas de que Jesucristo era enviado por Dios, son las profecías que se cumplieron en él de un modo tan visible. Las cosas que han de venir y que no tienen ningún enlace necesario con las que han sucedido, solo Dios es capaz de conocerlas. Puede el hombre saber que mañana saldrá el sol, porque esto es lo que sucede de continuo, por el mismo orden de la naturaleza; puede tambien pronosticar que lloverá, que habrá tempestad, que habrá buena ó mala cosecha, todo con mas ó menos probabilidades de acierto, según sean los indicios en que se funde la conjetura; pero saber que de aquí á uinientos, ó á mil ó dos mil años haya de nacer un hombre en tal lugar y de tal manera pronosticando circunstanciadamente el modo con que ha de vivir, padecer y morir, la propagación de su doctrina