Página:Las Fuerzas Extrañas.djvu/220

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
219
ENSAYO DE UNA COSMOGONIA

cio estados de conciencia, nuestras consideraciones son pura dialéctica; pero nosotros replicamos—y muy luego se verá el desarrollo de esto—que todas esas manifestaciones de la vida, de las cuales proceden el espacio y el tiempo, son estados de conciencia, puesto que son pensamiento. Así, pues, seguiremos la descripción del proceso vital de nuestro planeta[1].

  1. Nosotros llegamos á Dios, es decir, al Ser Supremo que de ninguna manera se nos representa como un tipo semejante al humano) á través de la materia y de la fuerza, sin necesidad de negarlas, antes refundiéndolas en su propio ser una de cuyas manifestaciones las consideramos. De aquí que tengamos á las manifestaciones de la vida absoluta Dios) por estados de conciencia.