Página:Memorias de la Real Academia de la Historia - Tomo I (1796).djvu/210

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
32
MEMORIAS DE LA ACADEMIA

ó chol significa tempestad , y por eso dixeron que Eolo era dios de los vientos. La voz sin significa un cántico , de donde tuvo origen la fábula de las sirenas. La raiz de esta voz fenicia nahhas significa igualmente guarda ó dragon ; y de aquí procedió la fábula de los celebrados dragones, uno que guardaba el jardin de las Hespérides , otro el vellocino de Cólcos , otro la cueva de Delfos , otro la famosa fuente de Tébas. No tiene menos equívocos la fábula tomados de la lengua griega. Críos fué el nombre del ayo de los hijos de Atamante , y porque esta voz en griego significa carnero , fingieron que ellos sobre un carnero se habian huido á Cólcos. La voz licaon significa el lobo , por lo qual dixeron que este príncipe se habia convertido en lobo. Escribieron de Ciro que habia sido alimentado por una perra , porque la muger que le crió se llamaba en lengua de los medos Spaco , que según Heródoto [1] quiere decir perra. Publicaron que Venus era hija de la espuma , porque Afrodite, que era el nombre de esta diosa , significa la espuma.

La nona regla que deberá observar el historiador , será acudir á las historias antiguas de aquella nacion singularmente á quien pertenece la fábula ; y sino á las de sus vecinas si otras que tuvieron con ella comunicacion y comercio : y si en ellas no hallare luz , recurrirá á las inscripciones , medallas y demas monumentos de la antigüedad.

Finalmente consideramos que las deducciones que debaxo de estas reglas se hicieren de las fábulas serán mas ó menos probables y ciertas , según fueren mayores ó menores los fundamentos , que es el único modo de graduar en común su estimacion: y porque ni la proposicion lo pide , ni puede con brevedad executarse , omitimos el argumento individual sobre la fe que podrán merecer las noticias así colocadas en la historia.

Pero no consigue poco el que descubre algunas luces de unos tiempos tan obscuros y confundidos con la ficcion , con lo qual se abre la senda á los sucesivos , en que la verdad se ha conservado menos ofuscada : ni es posible negar la utilidad de un

  1. Herodot. lib. 2.