Página:Mexico as it was and as it is.djvu/170

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
125
SACRIFICIOS HUMANOS.

los enemigos que vinieron a pelearle; y así tenia el derecho a su fortuna y libertad, sin embargo fue asesinado por sus enemigos, que temían a un cacique tan valiente y afortunado. Por este acto pérfido, la nación misma se consideró eternamente infame entre todas las demás.

El número de las víctimas, con cuya sangre se inundaban anualmente los Teocallis de México de esta manera y en el "sacrificio común", no es conocido precisamente. Clavijero piensa que 20.000 están más cerca de la verdad que cualquier otra consideración; pero bien se podría hacer la siguiente pregunta. ¿De dónde provenían los sujetos para satisfacer a los dioses con estos sacrificios periódicos? Parece que ninguna tierra podría proporcionarlos sin despoblarse.

En la consagración del Templo Mayor, sin embargo, que es registra que tuvo lugar en el año 1486, bajo el predecesor de Moctezuma, no aparece ninguna duda entre quienes han examinado más detenidamente el asunto, que sus paredes y escaleras, sus altares y santuarios, fueron bautizados y consagrados con la sangre de más de sesenta mil víctimas. "Para hacer estas horribles ofrendas", dice el historiador, "con más espectáculo y desfile, llevaron a los prisioneros en dos filas, cada una de una de milla y media de longitud ", que comenzaba en el bosque de Tacuba e Iztapalapa y terminaba en el templo, donde, tan pronto como llegaban las víctimas, eran fueron sacrificadas.

Se dice que Seis millones de personas asistieron, y si esto no es una exageración de la tradición, no puede ser de extrañar donde surgieron los cautivos, o por qué se instituyó el rito del sacrificio. Si cualquier cosa puede perdonar la codicia y la sed de sangre de los españoles cristianos, por su destrucción del templo y monarquía de México, es por los crueles asesinatos que fueron perpetrados, por la inmolación de miles de seres inmortales a una idolatría ciega y sangrienta.