Página:Mexico as it was and as it is.djvu/450

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
369
APÉNDICE.

Por lo tanto, se percibe que las dos administraciones al comienzo de la existencia nacional de la nueva República, solemnemente determinó sobre una separación política y colonial incondicional de todas las potencias europeas. Estaban ansiosos de conservar un Estado de mutua libertad e independencia, y aún no se consideró conveniente imitar el ejemplo del viejo mundo, por la formación de una santa alianza americana, en defensa de nuestra libertad, como hizo Europa en defensa de legitimidad y lealtad. Sin embargo, parecería que como la gran cabeza de los poderes de este continente, nos convertimos ahora a persistir en la política adoptada sabiamente hace cerca de veinte años; y ser advertidos a tiempo de todo síntoma de peligro amenazante.

Si Inglaterra extiende su poder, por avances graduales, desde Belice a Guatemala, (ahora bajo dominio indio), y luego en Yucatán, (ahora en revuelta,) ella tendrá la llave de ambas Américas, controlando el paso a través del istmo al Pacífico. Si ella continua sus reclamos sobre México y toma las Californias; conserva su poder en China, la boca de Columbia y Canadá;—y, mientras continua la posesión de las Bermudas, arrasa nuestra costa oriental por vapores guerra armados, marcado bajo el disfraz de Paquetes de Correo de India Occidental(!) pronto nos encontraremos tan cómodos y segura rodeados por bayonetas británicas, como el más fiel de los súbditos de su Majestad podría bien desear.

Y sin embargo, todo esto se efectuaría por mera indolencia de nuestra parte y por el abandono de firmeza decidida, e insinuaciones parecidas a las de 1825, en cuanto a la flota francesa y la ocupación de Cuba y Puerto Rico. Si se me responde que se trata de sueños y visiones de las cosas que pueden ocurrir, pero que tal vez no en nuestro día y generación; Yo respondo por la expresión de una esperanza de que el período de la política de servicio en nuestra Unión acabó, y que la habilidad política de América no debe en lo sucesivo limitarse a un horizonte de cuatro años, o, cuando mucho de ocho.

Si la mitad la previsión que Gran Bretaña emplea para sostener una población con muchos impuestos, muy trabajada y rodeada de instituciones muy a la zaga del espíritu de la época, en un territorio de pequeñas dimensiones, fuera inculcada, especialmente, en las relaciones exteriores de nuestro país, con su gran dominio y gente feliz, el germen de mil males sería destruido para el futuro. Si comenzamos bien en nuestra carrera nacional, no seremos obligados a remediar una acumulación de errores políticos por subsecuente legislación, o, como Inglaterra, a recurrir a estimulantes antinaturales y guerras depredadoras con el propósito de infundir vida artificial a un imperio decrépito.


En relación con el tema de nuestro comercio e intereses en el Pacífico y el proyecto propuesto de unir el Atlántico y ese océano por un Canal a través del istmo de Panamá, me tomo la libertad para insertar una nota muy valiosa del Sr. Forbess "California", relativo a la navegación de vapor en ese mar.

EXTRACTO DE UNA CARTA AL EDITOR EN EL TEMA DE NAVEGACIÓN A VAPOR EN

EL PACÍFICO, DE UN CABALLERO QUE RESIDIÓ EN UNO DE LOS PUERTOS

MEXICANOS EN EL PACÍFICO.

Londres, Dic. 20, 1838


He hecho algún esfuerzo en conocer los motivos en que se basa la "Pacific Steam Navigation Company", con sus actuaciones en la medida

24