Página:Mexico as it was and as it is.djvu/462

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
381
APÉNDICE.

la apariencia de capitales por esta sustancia. Que es el resultado de un suelo altamente cargado con partículas de materia, derivadas de la desintegración o la incineración de cuerpos humanos, es la única teoría que puede explicar el fenómeno. Curioso y único, sin duda es, y con la tenue luz de unas velas, no haría falta mucha imaginación para invertir la rotonda toda con formas de sílfides de los muertos cubiertos.

Un antiguo jefe Cherokee que visitó recientemente, esta escena con sus compañeros, en su camino hacia el oeste, estaba tan emocionado e indignado por la profanación de los túmulos, por la exhibición de huesos y reliquias para la mirada de la raza blanca, que se puso furioso e incontrolable; sus intérpretes y amigos tuvieron que sacarlo a la fuerza para evitar que asesinara al guía; y poco después ahogó sus sentidos en alcohol.

Que este lugar era un punto muy antiguo asentamiento de la raza cazadora en el Valle Ohio, y que fue habitada por la presente raza roja de indios norteamericanos, a la llegada de los blancos al oeste de los Allegheny, son ambos hechos admitidos; así como tampoco ningún historiador y anticuario nunca se habría ocupado en ellos a no ser por el descubrimiento de la piedra inscrita, en el año 1839. Fui informado, ayer, de otra inscripción de piedra que había sido encontrado en uno de los más pequeños montículos de estos pisos, hace unos cinco años y han dado datos suficientes de su ubicación actual a la Sociedad Etnológica. Si, de hecho, estas inscripciones deberán llevarnos a reconocer que el continente fue visitado por europeos antes de la época de Colón, es una cuestión de gran interés anticuario para determinar quienes eran los visitantes, y lo que ellos realmente han dejado en constancia en estas tablillas antiguas.

Solo tengo tiempo para agregar un hecho adicional. Entre los artículos encontrados en este grupo de montículos, la mayor parte son comunes, en nuestros montículos occidentales y ruinas de ciudad. Solo he notado uno que tiene el carácter único de ese tipo de arquitectura, encontrado por el Sr. Stephens y el Sr. Catherwood, en América Central y Yucatán. Con los valiosos monumentales estándares de comparación proporcionados por estos señores ante mi, es imposible no reconocer en una piedra ornamental, que se encuentra en uno de los montículos menores aquí, un espécimen de manufactura similar. Es el estilo de ornamento pesado con plumas esculpidas de Yucatán—el material es una piedra arenosa de color amarillo ceroso, oscurecido por el tiempo. He tomado esas notas y dibujos de los objetos arriba mencionados, ya que me permitirá, confío a su debido tiempo, para dar una cuenta conectada de ellos a nuestra sociedad incipiente.

Sinceramente suyo,

HENRY R. COLCRAFT.

He sido favorecido con un fac-símil de esta piedra, por el Sr. Bartlett, el erudito e infatigable Secretario de nuestra Sociedad Etnológica, quien, en su carta comunicando los dibujos, observa:

"Debo declarar un hecho curioso en cuanto a los caracteres en esta tableta. Yo les he comparado con los alfabetos antiguos de Europa y encuentro que se asimilan fuertemente con las letras de la antigua Fenicia y Anglosajón. Muchos de los caracteres se podrían encontrar en el antiguo griego, etrusco, fenicio, Címbrico o Galés, Celta ibérico, Anglo Sajón, etc. Predominan en el Celta-ibérico, como casi todos los caracteres se encuentran en ese alfabeto antiguo. He trabajado mi cerebro no un poco en tratar de descifrarlos y, aunque su valor se determina fácilmente, no se pueden combinar para procesarlos en algo inteligible. Es probable que no tengamos un correcto fac-símil; pero esto ahora será remediado, ya que el Sr. Colcraft tomará una impresión en cera de la tableta entera".