Página:Mis contemporaneos.djvu/23

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
21
MIS CONTEMPORÁNEOS.

que su alma enamorada dejó la tierra. La mujer mascullaba un sollozo en otro aposento.... sentíase en derredor del fementido y solitario lecho como un revoloteo de ángeles invisibles. — ¡Hace bien en morir, le dije á un compañero, porque su reino no era de este mundo!