Página:Mis contemporaneos.djvu/87

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
85
MIS CONTEMPORÁNEOS.

 El Estado, que debía prestar decidido apoyo á hombres de estas condiciones, no sólo les niega protección, sino que les trata con rigor inusitado, imponiéndoles multas por faltas insignificantes de fuerza mayor, hijas exclusivamente de la falta de tiempo concedido para organizar los servicios, que, como ya hemos dicho, se han llevado á cabo con asombrosa rapidez.

 Lo que causa verdadero asombro es la manera de llevar á cabo estas empresas, por la economía que realiza al Estado en todas ocasiones, rebajando hasta lo imposible los tipos de subasta. La prensa francesa se ha ocupado de nuestro ilustre compatriota con elogio, y por eso yo considero un deber de patriotismo saludarle desde un periódico español publicado en el extranjero.