Página:Mitos y fantasías de los aztecas.djvu/116

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida


Unos sustentados en la codicia, el ansia de la riqueza, la destrucción y negación “del otro”, el genocidio y un fundamentalismo religioso a su conveniencia personal y circunstancial. Los otros en una visión mística, comunitaria, religiosa fundamentalista sujeta a las trasgresiones estructurales, con un profundo respeto a las leyes— autoridades—instituciones.

Unos prófugos de la autoridad de Cuba. Los otros transgresores de la ancestral filosofía y religión de Quetzalcóatl. Unos en una lucha de conquista. Los otros en una lucha de divinidades menores. Unos en una guerra de exterminio, destrucción y rapiña. Los otros en una guerra sagrada en la que estaba prohibido matar al adversario. Unos en el fin de una era o Sol. Los otros en el inicio del reino español en formación. Unos pensando en la comunidad, los dioses y el honor. Los otros en su interés personal, el poder y la riqueza. El choque de dos formas diferentes de ver y entender el mundo y la vida, que siguen vivas y antagónicas hasta nuestros días. El “México profundo y el México imaginario” del Dr. Bonfil Batalla.

“En el año de mil y quinientos y diez y siete se descubrió la Nueva España, y en el descubrimiento se hicieron grandes escándalos en los indios y algunas muertes por los que la descubrieron. En el año de mil y quinientos y diez y ocho la fueron a robar y a matar los que se llaman cristianos, aunque ellos dicen que van a poblar. Y desde este año de diez y ocho hasta el día de hoy, que estamos en el año de mil quinientos cuarenta y dos, ha rebosado y llegado a su colmo toda la iniquidad, toda la injusticia, toda la violencia y tirana de los

116