Página:Mitos y fantasías de los aztecas.djvu/141

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida


mujeres que habían salido a traer agua advirtieron la huida de los españoles y dieron la voz de alarma.

Los guerreros aztecas, que eran ciudadanos organizados y militarizados a través de sus barrios y calpullis, de inmediato atacaron a los despavoridos fugitivos. Ninguno de ellos, jamás en su vida había pensado poseer la riqueza que venían cargando pesadamente en sus cuerpos. La negrura de la noche, la tormenta y el brioso ataque por los flancos a través de barcas y por detrás en la calzada, sembró la confusión y la muerte de los prófugos. Se dice que la mayor parte de los españoles murieron ahogados al caer al agua por el enorme peso que cargaban.

“La derrota alcanzó proporciones de exterminio: aunque Cortés pretende reducir los españoles muertos a 150, Bernal Díaz menciona a 860, es decir, la gran mayoría, y no a filo de obsidiana, pues los indios no mataban, sino “a causa de todo el oro y la plata que habían cargado sobre sus espaladas, con el que llenaron sus bolsas, que se hicieron pesados, que se hundieron en el agua” Cristóbal Castillo del Castillo., amén de los más de aliados indígenas.” José Luís Guerrero. 1990.

141