Página:Novelas y Cuentos de Edgar Allan Poe (1884).djvu/341

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
327
CUATRO BESTIAS EN UNA

ha visto el Mediterráneo; pero permítanme ustedes que les diga que muy pocas personas han disfrutado del golpe de vista que ofrece Antioquia; — quiero decir, muy pocas de las que, como nosotros, han tenido el be­neficio de una educación moderna. Por lo tanto deje­mos el mar en su sitio y fijemos toda nuestra atención en ese conjunto de edificios que se extiende á nuestros pies. Ustedes recordarán que nos hallamos en el año del mundo tres mil ochocientos treinta. Si fuera más tarde, — por ejemplo en el año mil ochocientos cua­renta y cinco de nuestro señor Jesucristo, nos veríamos privados de este extraordinario espectáculo. En el siglo XIX, Antioquia está, es decir Antioquía estará en un lamantable estado de abandono. De aquí á allá Antio­quia habrá sido completamente destruida tres veces diferentes por tres terremotos sucesivos. Á decir verdad, lo poco que quede de su primera condición se hallará en tal estado de desolación y ruina que el patriarca transportará su silla á Damasco. Está bien. Veo que sigue Vd. mí consejo, y que aprovecha el tiempo en inspeccionar los lugares y en:

........... saciar sus ojos
Con el recuerdo y los objetos todos
Que de la gran ciudad forman la gloria.

Dispense Vd., había olvidado que Shakespeare no florecerá hasta dentro de 1750 años. Pero el aspecto de Epidafne ¿no justifica el epíteto de fantástica que le he dado?

— Está bien fortificada; bajo este punto de vista debe tanto á la naturaleza como al arte.