Página:Obras poéticas de Campoamor.djvu/16

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
8

si voy ó no con dolor,
¡bien claro lo miras, flor,
si es que á los ojos me miras!

 ¡Cuál en un pecho afligido
la ya adormecida holganza
despierta un valle florido,
y mas cuando está vestido
del color de la esperanza!

 ¡Qué dulce si canta un ave
con tierno y sentido afán!
¡si forma el aura suave
sonidos que nadie sabe
si cruzan, vienen ó van!

 ¡Y cómo el alma enajena
el agua murmuradora,
cuando, al tumbarse serena,
roba las conchas sonora
rodando sobre la arena!

 ¡Qué regaladas dulzuras
la queja, en el alma deja,
de aquellas tórtolas puras,
pues se dicen mil ternuras
para decirse una queja!

 Y los sentidos atentos
á tan deliciosos sones,
¡oh! ¡cómo escuchan contentos