Página:Pensamientos, máximas, aforismos y definiciones de las obras de Shakespeare (1879).djvu/26

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
22

grandes fines, y jamás presta el más simple escrúpulo de sus perfecciones sino como una diosa interesada que se adjudica todos los gajes de un acreedor, el interés y agradecimiento de su concesion. — Acto 1.°, esc. 1.ª

Así como la intemperancia acarrea el ayuno, la libertad desenfrenada trae consigo la sujecion. — Acto 1.º, esc. 3.ª

Como las ratas, que devoran veneno que acaba con ellas, nuestras inclinaciones se ceban en el mal de que están ansiosas, y con la saciedad nos dan la muerte. — Acto 1.º, esc. 3.ª

El perdon es casi siempre el padre de la reincidencia. — Acto 2.º, esc. 2.ª

Lo que parece clemencia no es tal cosa las más de las veces. — Acto 2.°, esc. 2.ª

Si los grandes de la tierra pudieran tronar como Júpiter, Júpiter no tendria jamás un momento de reposo; pues el más ruin, el más insignificante déspota, no haria más que tronar y retronar en su empíreo. — Acto 2.°, esc. 2.ª

El hombre vanidoso, revestido de un poder limitado y pasajero, é ignorante en grado sumo de lo que cree conocer mejor, (su frágil esencia), se complace, al igual de un mono colérico, en representar tan groseras farsas á los ojos del cielo, que hace llorar á los ángeles, y los haria desternillarse