Página:Pensamientos (Rousseau) - Tomo II.djvu/127

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
(123)

sus relaciones con los hombres; este es el empleo de su vida entera.

 Un corazon recto es el primer órgano de la verdad; quien nada ha sentido, nada sabe aprender; no hace mas que fluctuar de errores en errores; solo adquiere un vano saber y conocimientos estériles, porque la verdadera relacion de las cosas con el hombre, que es su ciencia principal, le es siempre desconocida. Pero el no estudiar tambien las relaciones que las cosas tienen entre sí, es limitarse á la primera mitad de esta ciencia. Poco vale conocer las pasiones humanas, si no se saben apreciar los objetos, y este segundo estudio no puede hacerse sino en la calma de la meditacion.

 La esperiencia y el sentimiento son nuestros verdaderos maestros; y jamas conoce bien el hombre lo que conviene al hombre, sino en las relaciones en que él mismo se ha hallado.

 La juventud del sabio es el tiempo de sus esperiencias; sus pasiones son los instrumentos de ellas; pero despues de haber aplicado su alma para sentirlas á los objetos esteriores, las recoge dentro de sí mismo para considerarlas, compararlas y conocerlas.