Página:Pensamientos (Rousseau) - Tomo II.djvu/129

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
(125)

timiento de la mía, y el entendimiento no me es mas conocido. Cuando se me pregunta cual es la causa que determina mi voluntad, pregunto á mi vez cual es la que determina mi juicio, porque es claro que estas dos causas solo son una; y si se comprende bien que el hombre es activo en sus juicios, que su entendimiento no es otra cosa que el poder de juzgar y de comparar, se verá que su libertad no es mas que un poder semejante ó derivado de aquel. Elige el bien, si ha juzgado bien de lo verdadero; y el mal, si ha juzgado erróneamente. ¿Y cual es la causa que determina su voluntad? Su juicio. ¿Y cual es la causa que determina su juicio? La facultad inteligente, su potencia de juzgar: la causa determinante está en él mismo. En pasando mas allá, nada entiendo.

 Sin duda que yo no soy libre de no querer mi propio bien, ni de querer mi mal; sin embargo, en esto mismo consiste mi libertad, en que no puedo querer sino lo que me conviene ó que yo pienso convenirme, sin que nada que me sea estraño me determine. ¿Se sigue de aquí que yo no soy árbitro de mí mismo porque no lo sea de otro que yo?

 El principio de toda accion reside en la