Página:Pensamientos (Rousseau) - Tomo II.djvu/219

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
(215)

velo del misterio que se afecta correr ante sus ojos, son otros tantos aguijones para su curiosidad.

 Las instrucciones de la naturaleza son tardías y lentas; las de los hombres casi siempre son prematuras. En el primer caso, los sentidos despiertan á la imaginacion: en el segundo, la imaginacion despierta a los sentidos, les da una actividad precoz que no puede menos de enervar, de debilitar en un principio á los individuos, y á la larga á la misma especie.

 El primer sentimiento de que es susceptible un jóven cuidadosamente educado, no es el amor, es la amistad. El primer acto de su naciente imaginacion es enseñarle que tiene semejantes, y la especie hace impresion en él ántes que el sexo.

 Siempre he visto que los jóvenes corrompidos desde muy temprano, abandonados á las mugeres y á la disolucion, eran inhumanos y crueles: la fogosidad de su temperamento les hacia impacientes, vengativos y furiosos; llena su imaginacion de un solo objeto, se negaba á todo lo demas; no conocían ni piedad ni misericordia: habrian sacrificado padre, madre, el universo entero al menor