Página:Pensamientos (Rousseau) - Tomo II.djvu/77

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
(73)

propia imaginacion, y el historiador se sujeta mas á la de otro; á lo que añadiré, si se quiere, que el primero se propone un objeto moral, bueno ó malo, del que el otro cuida poco.

 Me dirán que la fidelidad de la historia interesa menos que la verdad de las costumbres y de los caracteres; con tal que esté bien pintado el corazon humano, importa poco que los sucesos se cuenten fielmente: porque, en fin, añaden, ¿de que nos sirven unos hechos sucedidos hace dos mil años? Y tienen razon, si los retratos son bien hechos por la naturaleza; pero si la mayor parte no tienen su modelo sino en la imaginacion del historiador, ¿no es volver á caer en el inconveniente de que se queria huir, y dar á la autoridad de los escritores lo que se quiere quitar á la del maestro?.

 Los peores historiadores para un jóven son los que juzgan los hechos: que juzgue él mismo, asi aprende á conocer á los hombres. Si el juicio del autor le guia incesantemente, no hace mas que ver por los ojos de otro; y cuando estos le faltan, no vé nada.

 Dejo aparte la historia moderna, no solamente porque no tiene mas fisonomía y