Página:Platón - La República (1805), Tomo 1.djvu/46

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada

XL

y él se levantó de su puesto y estuvo en esta actitud miéntras duró la comedia. Este ayre de confianza que su mértito y su inocencia podian autorizar, sirvió para advertir á sus discípulos quan contrarios eran los preceptos que les enseñaba, á los que le hacian proferir en aquella pieza, y para desconcertar los designios maliciosos del poeta, que habiendo querido poco despues presentar la misma comedia en el teátro, no encontró mas que el desprecio y las reprensiones que merecia.

Apénas los atenienses se habian reparado del descalabro padecido en Deltion; quando se viéron obligados á tomar otra vez las armas contra Brasidas, general lacedemonio, que habiendo entrado en la Trácia con un exército, se apoderó de algunas ciudades que pertenecian á la República, y entre otras la de Amphipolis, plaza de mucha consideracion. Aunque Sócrates acababa de experimentar el riesgo que habia en ausentarse de su pátria, la necesidad urgente que tenia ella de soldados le determinó á marcharse á esta tercera expedicion, la que no habiendo sido mas felíz que la pasada,