Página:Poema del Cid - Antonio de Sancha - 1779.djvu/317

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
237

Ca à mover ha mio Cid ante que cante el Gallo:
170 Al cargar de las archas veriedes gozo tanto:
Non las podien poner ensomo, mager eran esforzados.
Gradanse Rachel è Vidas con averes monedados:
Ca mientra que visquiesen refechos eran amos.
Rachel à mio Cid la manol'va besar:
175 Ya Campeador en buen ora cinxiestes espada.
De Castiella vos ydes pora las yentes estranas:
Asi es vuestra ventura, grandes son vuestras ganancias:
Una piel bermeia morisca è ondrada,
Cid, beso vuestra mano, en don que la yo aya.
180 Plaz'me, dixo el Cid, d'aqui sea mandada;
Si vos l'aduxier dalla, sinon contalda sobre las arcas.
En medio del Palacio tendieron un'almofalla,
Sobrella una sabana de ranzal è muy blanca.
A todo el primer colpe trescientos marcos de plata echaron.
185 Notólos Don Martino, sin peso los tomaba.
Los otros trecientos en oro gelos pagaba.
Cinco escuderos tiene Don Martino, à todos los cargaba.
Quando esto ovo fecho, odredes lo que fablaba:
Ya Don Rachel è Vidas, en vuestra mano son las arcas:
190 Yo que esto vos gané, bien merecia calzas.
Entre Rachel è Vidas aparte yxieron amos:
Demosle buen don, ca él nos lo ha buscado.
Martin Antolinez un Burgales contado,
Vos lo merecedes, darvos queremos buen dado

De