Página:R.E.-Tomo III-Nro.11-Id.05.djvu/2

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
460
LA FE.

Des que el noble doncel, soñando amores,
 Partió para la guerra.

Cuatro años há que en el altar del templo,
 Donde adora Castilla
A su invicto patron, de héroes ejemplo,
 Una lámpara brilla.

Cuatro años há que en vano su ventana,
 Dama de ilustre cuna,
Cierra al primer albor de la mañana
 Y abre al lucir la luna.

No viene, dice ya la córte ociosa,
 Y el corazon deshecho,
¡Vendrá!, con ciega fé dice la hermosa,
 Llevó una cruz al pecho.

III.

Mas de nuevo tornó á buscar su nido
 La golondrina errante,
Y espirar vió la dama el mes florido
 Sin ver tornar su amante.

Detrás de la entornada celosía
 Llorando, en triste queja,
«¡Ojalá hubiera roto, se decia.
 Su espada en esta reja!»

Cuando una noche al trasponer los cerros
 La luna enamorada,
Sintió en su reja destallar los hierros
 Al choque de una espada.

«¡Él és!» dijo al abrir, y en grito ardiente
 Oyó decir «¡Es ella!»
A tiempo que asomaba en el Oriente
 Blanquísima una estrella.

Juan A. de Viezma.