Página:Reusmann paginas inmortales.djvu/128

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida

124 PAGINAS INMORTALES

sobre la ribera del Marafién, Departnmento de Tru- jillo, llegé en 1821 mm proelama de San Martin 21 manos de una sexagenaria, que 2'1 mas de ser viu dd era. tan pobre que apenus con su trabajo per- sonal alcanzaba :1 cubrir sus necesidades.

Sin embz1rgo, halleindose esta humilde mujer en territorio dominado por las arznas cspafiolas, 2'). treseientas leguas de los libertadores del Perfi, no vaciln en poner 31 General en Jefe del Ejército de los Andes una expresiva carta en la que, después -do desahogar su peeho en el vivo amor patrio en que se abrasaba, le dice:

—Sefi0r, sé que os faltan hombres y caba1ga- (luras. Tengo un hijo finico y cineo caballos. Con estos y su trabajo me preporcionab-a la subsisten- cia. En adelante, mientras vos libertéis 51 mi pa- tria de sus opresores, la busearé yo. Ya Va 2'1 em- prender el viaje para ponerlos con su persona é vuestra disposicién. Esta es la orden que lleva, y Va resuelto 2'1 no deseanslar hasta encontraros. Aci- mitidlos, pues; empleadlos en el servicio de la Pa- tria, que es £1 euanto aspiro.

A los diecisiete dias de camino por sendas es- cusadas y fragosas, logré el joven comisionado presentarse en el Cuartel General del Libertador, que estaba. entonees en Supe, pueblo situado trein- ta leguas al Norte de Lima.

San Martin, sin sospechar siquiera el objeto de tal presentacién, le recibié con su aeostumbrada afabilidad, pero euando leyé la taarta y supo la causa de su venida al campaxnerlto, aquel gran hombre se sintié profundamente conmovido por tan magno sacrificio, le abrazé con vehem-encia, 1e