Página:Reusmann paginas inmortales.djvu/56

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página no ha sido corregida

PAGINAS INMORTALES

on IL

La finica. vez que los espafioles lograron penetrar a1 Tucumzin (1812) (',I1O se debié, en mucha parte,1a Victoria que sobre ellos Se obtuvo, é la cooperacién de sus denodad-as hijas? No se las vié en grupos de

3. caballo recorrer los campamentos y excitar el en-

tusiasmo de los defensores de la Patria?

Jamés se olvi-daré la decision 51 ‘coda prueba que siempre manifeqtaron por la causa de la indepen- dencia las sefioras de Araoz, Molina, Garmendia y otrasl De esta. filtima cuéntase, entre varias, la si- guiente anécdota, que -demuestra eel igraido de pa- triotismo de las damas tucumanas.

Algunas horas antes de la famosa batalla de Tu- cumén (24 de Septiembre de 1812) en la que el Ge-

neral Belgrano se cubrié de gloria con su caballeria»

gaucha, e1 General en Jefe -del Ejército gmnde, (co- mo pomposamente se titulaba Tristan) encontré medio de hacer llegar :3. manos d-e1 sefior Don Jose I. Garmendia—espafi01 de nacimiento, pero adicto 21 la causa de la Revo1uci6n——una esquela en la que, traténdolo familiarmente, pues eultivaban antigua y estrecha amistad, 1e presagiaba. la préxima victo- ria de sus ax-mas, pidiéndole al mismo tiempo 1e hi- ciera preparar un bafio y un almuerzo para después del combate.

Garmendia, sin sospechar la nube que se le ven~ dria en.cima—;1o cortés no quita lo Va1iente!—en- tregé la misiva 2'1 su gentil esposa Dofia Maria Ele- na Alurralde, advirtiéndole de paso que era nece- sario obsequiar debidamente 2'1 su ilustre amigo V compatriota.

Dofia Elena 1ey6 la carta y sonriendo con altivez‘

contesté ét su esposo: