Página:Rosario de sonetos líricos.djvu/27

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
23

<poem>

quedó libre el perfume, lo que aspira hacia el cielo inmortal, templo de calma en que no hay ni granizo ni mentira;

que es el cuerpo algo más que vil enjalma de la mente; para el canto es lira, y es el fin de la vida hacerse un alma.

B. IX 10.