Página:Sesiones de los Cuerpos Lejislativos de Chile - Tomo I (1810-1814).djvu/101

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
85
SESION DE 14 DE SETIEMBRE

Fernando VII de Borbon libre de toda dependencia estranjera?" "¿Jurais defender este partido i sus derechos contra sus enemigos interiores i esteriores, i, para todo esto, conservar la mayor union?" "¿Jurais i prometeis desempeñar fiel i legalmente el importante empleo que el pueblo os ha conferido?" I habiendo respondido los señores vocales: —"Sí, juramos", dijeron los representantes u oradores del pueblo: —"Si así lo haceis, Dios os lo premie; i si nó, os lo demande ". A que contestaron:-"Amen". I para que conste, lo pongo por dilijencia. —Miguel del Burgo, escribano de su majestad, público i de cabildo.


Concuerda con sus orijinales, que quedan en el archivo de mi cargo, i, en virtud de lo mandado, doi el presente en la villa de los Ánjeles, en veinte dias del mes de setiembre de mil ochocientos once años. —Miguel del Burgo, escribano de su majestad, público i de cabildo.


Aun cuando los documentos relativos al cabildo abierto celebrado en la villa de los Anjeles en 17 de setiembre de 1811 debieran colocarse mas adelante, siguiendo un estricto órden cronolójico, sin embargo, se ha adoptado la actual distribucion para guardar la unidad de los acontecimientos, por cuanto el movimiento revolucionario de los Ánjeles siguió al de Concepción; i se halla íntimamente ligado con él. Los documentos mencionados no llegaron a Santiago sino a fines de octubre, i don Bernardo O'Higgins no pudo presentarlos al Congreso, como se leerá en la sesion correspondiente, sino en el dia 21 de este mes. Se inserta en seguida la contestacion de O'Higgins a la junta i vecindario de los Ánjeles, dándole; las gracias por la revalidacion de sus poderes.


Oficio de don Bernardo O'Higgins a la junta provincial i vecindario de la villa de los Ánjeles.

He tenido la honrosa satisfaccion de recibir las actas que en testimonio se han servido VV.SS. remitirme sobre los plausibles acontecimientos de Concepcion i de esa villa. El activo empeño i sensible interes que siempre he tomado i tomo en la prosperidad i mayor bien de ese honrado pueblo i vecindario, me impelen a felicitar a VV.SS., no solo por la laudable i patriótica prontitud i union de esos habitantes, que tan justa i grandiosamente reconocieron la inmortal junta de Concepcion como el remedio mas eficaz para ocurrir al cáncer político que iba devorando al reino, sino tambien por la heróica i sábia determinacion de instalar una junta subalterna en esa de los Ánjeles, poniendo a su frente sujetos no ménos dignos por sus talentos que por su patriotismo. Tanto la junta de la capital de Penco como la de los Ánjeles, deberán mirarse siempre como unas incontrastables columnas de la libertad de la patria, i un firme sosten de los derechos de las provincias, sin embargo de haber mudado de semblante la situacion de Santiago de un modo demasiado satisfactorio i lisonjero.

El memorable acontecimiento de esta ciudad en el dia 4 de setiembre, parece fija el feliz destino del reino; i yo no puedo ménos de asegurar a VV.SS. que ya nuestro glorioso sistema subsistirá inalterable, habiendo sido repuestos los diputados que nos habíamos separado por no concurrir a las intrigas i designios subversivos del bien i seguridad de nuestros constituyentes; i habiendo, en fin, sido depuestos i relegados los ajentes perniciosos, poniéndose en su lugar el número, de personas en algun modo correspondiente. El manejo insidioso de los diputados depuestos no tenia otro objeto que vendernos a los portugueses, procediendo de acuerdo con el gobierno del Brasil, que no ha cesado de hacer sus jestiones secretas i dolosas con apariencias de justicia en cuantas partes ha podido, habiendo sido repulsadas sus pretensiones en todos los pueblos que saben apreciar sus derechos i estár: animados del noble sentimiento de su libertad, segun se instruirán VV. SS. por las copia, de las actas de Chuquisaca i Cochabamba que han venido a mis manos i tengo el honor de acompañar.

Un grupo de intrigantes que abrigaron en su seno en el detestable proyecto de entregarnos por la miserable ambicion de permanecer en los empleos, no hubiera sido estraño que al fin hubieran solicitado oficialmente que me quitaran los poderes, i se nombrase otro de su raccion en mi lugar, puesto que no podian conseguir que yo adoptase plan alguno que atacara los derechos de mi provincia i la libertad jeneral del reino, por cuyo motivo anticipé a VV. SS. la noticia de la solicitud que ellos habrian de entablar sobre mi relevo, con prévio conocimiento de sus maliciosas intenciones. Así es que he visto con la mas lisonjera complacencia, i penetrado de la mas viva gratitud, la jenerosa resolucion de esos habitantes de confirmarme en la diputacion con que se sirvieron honrarme. Por tan sensible rasgo de liberalidad, no puedo ménos que rendir a VV. SS. las mas espresivas gracias, i asegurarles firmemente que este será un motivo para redoblar mis tareas en obsequio de VV.SS., i trabajar incesantemente por la felicidad, conservacion i mejor suerte de esa provincia, que tengo el honor de representar. —Dios guarde a VV.SS. muchos años. —Santiago etc. —Bernardo O'Higgins. —Señores de la junta i vecindario de los Ánjeles.