Página:Sesiones de los Cuerpos Lejislativos de Chile - Tomo XXIV (1835-1839).djvu/565

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
561
SESION DE 10 DE JULIO DE 1839

su destino al Callao (puerto tambien bloqueado) se dirijió a Chorrillos porque vió dos buques (la Independencia i el San Martin) que no sabían si eran de guerra, lo que es una confesion de que reconoció el bloqueo que existía.


A mas de lo espuesto, se ha de suponer tambien que, publicado en forma, segun el uso de las naciones, el decreto de bloqueo, i pasado el término competente designado para que llegue a noticia de los amigos i neutrales, ya no hai para qué inquerir si el determinado buque apresado tuvo o nó noticia de tal bloqueo. El lapso mismo del término prefijado despues de la publicacion, prepara todos los perjuicios a que hubiera lugar, sin necesidad de que se pruebe que cada uno tuvo especial noticia, lo que sería inverificable, no debiéndose esperar que el buque que se atrevía a quebrantar el bloqueo confesase que lo sabía.


Tampoco caben dudas o disputas sobre hechos constantes, i si de facto estaban nuestros buques de guerra a la vista de los Chorrillos no lo pudo ignorar el capitan del Indian. V. S. tendrá aquí presente que el sobrecargo confiesa, absolviendo la pregunta diez, que el bloqueo era tan estricto que no debía esperarse burlar la vijilancia de la Escuadra, sino de acuerdo con los habitantes de tierra, i de noche. La violacion, pues, del bloqueo, induce la lejitimidad de la presa conforme al Derecho de Jentes. Aquí debían parar mis alegatos, pero no lo permiten los otros poderosos motivos que existen para que se declare el Indian buena presa.


Tal es el segundo propuesto de que este buque ha conducido al enemigo efectos dirijidos a mejorar su condicion de guerra, en psrjuicio de Chile. La postdata de fojas 2, i la confesion que hace el sobrecargo, absolviendo la pregunta nona del escrito de fojas 41, manifiestan que el Indian desembarcó en Chorrillos una cantidad considerable de harina i por el oficio de fojas 1 i la referencia que hace el mismo sobrecargo al Jeneral San Martin, absolviendo la pregunta 16 del escrito, se demuestra igualmente que trajo a su bordo oficiales españoles para el servicio del ejército de Lima, a cuyo frente está combatiendo el de Chile.


Si el sobrecargo hubiese procedido con mas llaneza, habría hecho ahora la confesion sincera que hizo ante un funcionario del mas alto carácter, aquí mismo en Santiago, a cerca de que eran oficiales enemigos los pasajeros que condujo. Una de las probabilidades que, notoriamente sabemos, tiene el Ejército de Chile para ocupar la capital del Perú, es que la falta de víveres, exasperando los ánimos de sus moradores, les obligue a rendirse o a capitular, o a formar una revolucion en favor de la libertad de América.


A este fin, ha tomado las posiciones oportunas para impedir a aquella gran capital la entrada de víveres; i no solo es notoria la escasez que allí se padece, sino que estamos instruidos de que, arrostrando los peligros del bloqueo, se han formado en Lima espediciones para traer harinas de la India.


En tales circunstancias, ha sido que el Indian, quebrantándolo, ha auxiliado al enemigo con considerable número de esta clase de víveres, i puéstolo, por consiguiente, en disposicion de resistir o sobrellevar por mas tiempo el hambre, contribuyendo a destruir el buen suceso de nuestras empresas de guerra. El hecho de la conduccion de oficiales, está justificado con la esposicion de los respetables jefes San Martin i Lord Cochrane, sin que valga la escusa de que lo ignoraban los mismos dueños i sobrecargo que concertaron su pasaje; los trajeron a su bordo i los desembarcaron en el primer puerto seguro donde arribaron, ya porque tal escusa es tan inverosímil, o poco ménos que la ignorancia del bloqueo, i ya porque nada importa que no lo supiesen si el hecho o sus resultas han sido ciertas.


A cerca de ser el cargamento propiedad española, no debe quedar la mas lijera duda, atendidas las confesiones del capitan i sobrecargo, i todo lo demas que resulta del proceso.


Se ha tratado de encubrir una propiedad enemiga, i para ésto se han tomado todas las medidas con que se creyó posible libertar el cargamento i verificar su desembarco burlando la vijilancia de la Escuadra nacional. El Indian arribó a Pisco, punto, sin duda, concertado desde el Janeiro, i donde se creyó que no hubiesen a la vista buques bloqueadores. Allí, probablemente, estaba tratado que su sobrecargo i capitan recibiesen instrucciones acerca del modo i forma de descargar en un punto cercano a Lima, i donde mas fácilmente se evitasen peligros, sin que esto se practicase en Pisco por la distancia a Lima i por la interceptacion del camino por tierra, principalmente en un cargamento voluminoso i de consideracion que, no pudiendo permanecer oculto, había de estar espuesto a ser ocupado por partidas de nuestro Ejército; sin embargo, el Indian principió allí su descarga, por la que hizo de los oficiales que llevaba a bordo, llenando los deseos que tenían de incorporarse al ejército real.


Tan cierto es que el Indian acordó en Pisco su entrada a Chorrillos, i el modo de descargar, que, mas que si estuviese probado con testigos, resulta así demostrado por la misma naturaleza de los hechos que acontecieron i que suponen necesariamente en los de tierra una prévia noticia de su arribo. El sobrecargo confiesa que, ántes de acercarse a la bahía de Chorrillos, divisó a los buques bloqueadores; i el marinero José Bernardo Belen declara, a fojas 39 vuelta, que cuando la Escuadra avistó al Indian, éste se dirijió a fondear en Chorrillos. Los buques de guerra trataron luego de verificar su apresamiento; pero, sin embargo, ya el Indian había comenzado su desembarco con toda la rapidez que