Página:Sesiones de los Cuerpos Lejislativos de Chile - Tomo XXIX (1841).djvu/326

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
322 CONGRESO NACIONAL

poblaciones de esta Repnblica en la instruccion cristiana en los sacramentos, en el culto, en los consuelos de la Relijion de nuestros padres? Puedo decir sin exajeracíon que la solicitud del Gobierno a este respecto se ha estendido a los mas remotos ángulos de Chile; i vosotros, ciudadanos, no me negareis la justicia de reconocer que si aun resta mucho para el cumplimiento de vuestros votos i los mios, a lo ménos se ha hecho cuanto era concedido a un celo ardoroso i activo, en medio de tantos estorbos opuestos por las localidades, por la dispersion o indijencia de las poblaciones, i por el escaso número de competentes ministros del Culto. Se ha restaurado en Santiago un establecimiento de educacion de tan lamentable falta; se levantan otra vez de sus ruinas nuevos edificios sagrados que la mano del tiempo o los estragos de los terremotos habian convertido en escombros; han resonado en pueblos distantes, despues de un largo i profundo silencio los acentos de la predicacion evanjélica; la Iglesia de Santiago, elevada a Metrópoli, goza de la dignidad e independencia que correspondia a la primera silla del Estado; se ha obtenido de la Santa Sede la ereccion de otros dos obispados en Coquimbo i Chiloé; i si se han defendido i sostenido los derechos del Patronato, cuya custodia ha confiado la Constitucion a la Majistratura Suprema; objeto, si bien se mira, en que no interesa ménos la Relijion i una ilustrada piedad, que las atribuciones políticas de la Soberanía Nacional i el órden público.

Pasando ahora a los medios materiales de adelantamiento, os hablaré de lo que ha hecho el Gobierno, ya en la apertura de nuevos caminos; ya en la reparación de los antiguos i sobre todo del que va de esta capital a Valparaiso, espuestos a desmejoras i descalabros continuos por naturaleza del suelo i por la actividad del tráfico, que crece en una progresion asombrosa. ¿Mencionaré la proteccion i fomento dados por el Gobierno a la Sociedad de Agricultura, poniéndola en posesion de una quinta a las inmediaciones de Santiago, i de los fondos necesarios para proceder a sus interesantes ensayos? ¿Os recordaré lo que se ha trabajado ya en alentar la introduccion de nuevas artes i máquinas, nuevas por medio de moderados i equitativos privilejios, ya en el arreglo de pesos i medidas, tan necesario para la comodidad i moralidad del comercio de menudeo?

¿Volveré los ojos a tantos establecimientos de beneficencia, creados los unos, i mejorados con siderablemente los otros en su planta material, en su economía, i en la estension de los bienes que derraman sobre los pueblos; desde el que recibe al niño tierno, fruto de enlaces ilícitos o arrancado del seno maternal por indijencia, hasta los que acojen al adulto en las enfermedades o en la destitucion i hasta los que conservan el depósito de sus despojos mortales en sitios decentes i salubres? ¡Enumeraré las providencias que se han dictado, ya para esterminar el contajio de las viruelas, estendíendo el precioso preservativo de la vacuna; ya para atajar otras epidemias destructoras que accidentalmente han aparecido en varios puntos de la República; aquí hará aliviar los padecimientos del hambre; allá para socorrer a provincias enteras aflijidas por terremotos espantosos! Cuál es el ramo de servicio interior en que que no se hayan presentado al Gobierno necesidades imperiosas, imprevistas a veces i atendidas siempre con mas o ménos prontitud i eficacia segun las circunstancias i la naturaleza de los medios que le sea dado emplear! Contaré las mejoras dadas al cultivo de las artes i ciencias, absolutamante necesario para el digno desempeño de profesiones indispensables en una sociedad que no se resigna a la barbarie; para la acertada direccion de la enseñanza elemental primaria, para el lustre de la relijion i del Gobierno, para la amenidad de las costumbres i del trabajo social? Cotejad ciudadanos lo que eran en otras épocas los establecimientos de educacion nacionales i privados con lo que son en el día el Instituto de Santiago bastaría sólo, para probar que durante mi administracion no se ha descuidado esta parte importante de las necesidades nacionales. Estudios ántes desconocidos en él o mirados con neglijencia i abandono, florecen ahora i adornan a la juventud que se educa en su recinto, primera esperanza de la Patria destinada a perfeccionar i coronar la obra de sus padres. Las ciencias médicas han empezado a cultivarse con suceso i contarian mayor número de alumnos sobresalientes, si la muerte no hubiera arrebatado a este tierno plantel algunos de sus mas distinguidos ornamentos. Se ha visto nacer i enriquecerse rápidamente un Museo de historia natural, notable ya por la copia, la eleccion i la ordenada distribucion de las especies que ofrece a la vista del curioso. Un profesor distinguido acaba de recorrer nuestras provincias, esplorando sus producciones i recojiendo datos jeográficos i estadísticos; i el resultado de sus afanes, estimulados i costeados por el Gobierno, ha sido un acopio cuantiosísimo de materiales para la la publicacion de una historia natural i civil de Chile, que gracias al patriótico entusiasmo con que habeis escojido esta idea, saldrá a luz en nuestra lengua de un modo honroso a vosotros i útil a nuestra industria agrícola i minera i a la difusion de esta clase de conocimientos en el suelo chileno. La Biblioteca Nacional enriquecida tambien en cuanto lo han hecho posible otras necesidades mas urjentes se traslada a un edificio que le proporcionará mas comodidad i ensanche. I bien merecen lugar en esta reseña, aun al lado de los progresos de la capital, los que ha hecho la enseñanza literaria en las provincias, en cuanto lo han permitido los estragos de la aflictiva i destructora calamidad, a que aludí poco hace. La de Co