Página:Sesiones de los Cuerpos Lejislativos de Chile - Tomo XXXIV (1844).djvu/145

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
145
SESION EN 12 DE JULIO DE 1844

si hubieran de hacerse, en este caso serian mui largas. Sin embargo, si se quisiere, despues de este artículo pueden ponerse otros; pero en uno sólo es imposible especificar todas las circunstancias que pueden ocurrir. Por tanto, a mí me parece que si se quiere consultar la claridad, seria necesario otro o mas artículos.

El señor Ministro de la Guerra. —Como el Gobierno por una disposicion que creo que es constitucional no puede crear empleos ni dar sueldos sin que lo autorice una lei, me parece que al acordar a un comandante de milicia, por ejemplo, este sueldo, contrariaba esa disposicion constitucional, porque por esta lei se dice que sólo cuando estén en servicio activo podián gozar de sueldo, i esto podria traer una responsabilidad que se hallaría fácilmente aclarando este punto en la presente lei. Existiendo una lei, ya no se podrá dar sueldo alguno que ella no autorice: esta es mi duda.

—Quedó este artículo para segunda discusion.

Se suspendió la sesion.

A segunda hora.

El señor Presidente. —La Cámara de Senadores ha indicado a la Sala que su Comision de Hacienda comienza a reunirse el lunes a las doce del dia en la Secretaría del Senado. Se encarga a los señores que pertenecen a la Comision de la Cámara de Diputados que asistan el día i a la hora señalada, para que se comience a trabajar desde luego sobre los presupuestos, en el concepto de que llevamos ya mes i medio de sesiones i todavía no se ha puesto mano en ellos. Allí las Comisiones acordarán lo que hayan de hacer i tambien los dias en que deben reunirse, pero esta primera reunion tendrá lugar el lúnes a las doce del dia.

Tenemos que tratar tambien de la comunicacion que ha pasado la Contaduría Mayor sobre lo que debe acordar la Cámara para que se haga un inventario de los útiles i enseres de la Cámara i este inventario se entregue a una persona, de modo que en cualquier tiempo pueda responder de la conservacion de todo lo contenido en él, pues sin esta medida, de una lejislatura a otra, podrían talvez estraviarse. Sí a la Cámara le parece, el oficial mayor que es un empleo fijo en la Sala, puede hacerse cargo de formar ese inventario i constituirse responsable de su conservacion.

El señor Gandarillas. —Parece que al pasar la Contaduría Mayor esa comunicacion, será con el objeto de que despues de hecho el inventario se pase éste a aquella oficina a fin de examinarlo (hizo leerla comunicacion, i agregó): En efecto, señor, llena el objeto.

El señor Presidente. —¿Con que le parece a la Sala que se encargue al señor Arlegui la formacion de ese inventario i la custodia de todos los útiles, de manera que para el receso de las Cámaras no pueda ninguno de ellos estraviarse? Todos: sí, señor.

Se leyó un informe de la Comision Eclesiástica, que opina por su aprobacion, el proyecto pasado por el Presidente de la República, sobre la dotacion de la iglesia de Ancud; puesto en discusion jeneral i no habiendo quien tomase la palabra sobre él, se puso en votacion i resultó aprobado por unanimidad de 30 votos. Quedó en tabla.

Se leyó un oficio del Senado en que comunica haber aprobado, con una pequeña modificacion, el proyecto aprobado ya por esta Cámara sobre autorizar al Ejecutivo para que arregle los aranceles eclesiásticos. Despues de leído el informe de la Comision, que opina porque se adopte la reforma hecha por el Senado, se procedió a votacion sobre el artículo en la forma propuesta por aquella Cámara, i resultó aprobado por 29 votos contra 2.

El señor Secretario. —Continúa la discusion sobre el proyecto de clasificacion de los individuos del ejército.

Artículo 4.º (en segunda discusion).

El señor Arteaga. —Recuerdo que el señor Presidente ha hecho una indicacion para que el ser coronel no sea un impedimento para ser primer ayudante. Las razones que alegó han hecho mucha fuerza en mí i creo que se salvarían todos los inconvenientes que traería al escluir de este cargo a los coroneles con sustituir la voz de jefes en lugar de la de tenientes coroneles para ser primeros ayudantes. Así se evitarían los inconvenientes que puede traer la imposibilidad de poner a un coronel, tanto porque se privaria al servicio de una persona apta que puede desempeñarlo bien, como porque si esa persona que sirve en la Inspeccion jeneral, llega a ascender por sus buenos servicios, al grado de coronel, como puede suceder, tendria que salir de la oficina con perjuicio notable de un departamento que necesita, para estar bien seivido, de personas de mucha esperiencia i conocimiento de los negocios. Jeneralmente puede haber muchos individuos a propósito para servir bien en los cuerpos i que no lo sean para estas oficinas, porque esto quiere mas que todo conocer lo que se llama rutina. Así es que la lei quedaría mejor poniendo jefes en lugar de tenientes coroneles.

El señor Ministro de la Guerra. —Señor, yo me empeño en que se penetre la Cámara del espíritu de esta lei; este 10 es otro que hacer que todos los militares reconozcan un cuerpo a que pertenezcan i no haya oficiales sueltos, i que cada uno tenga su dotacion. Siendo así que no puede haber oficiales sueltos en ningun caso i que por lo mismo no puede haber mas coroneles que los jefes de algunos cuerpos, los edecanes i los ayudantes jenerales, de ¿dónde se sacarían coroneles de que hacer primeros ayudantes? Por otra parte, llamados los coroneles a llenar una mision importante con mando de fuerza, ninguno de ellos querría ser primer ayudante, que es un empleo mucho mas subalterno, por