Página:Sesiones de los Cuerpos Lejislativos de Chile - Tomo XXXIV (1844).djvu/485

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
485
SESION EN 2 DE OCTUBRE DE 1844

24 se comprarán dos de fierro montadas i de doble calibre por lo ménos.

Las carronadas que servirán en los blockaus deberán montarse en cureñas de marina, porque así se economizará espacio i que segun entiendo, existen en el arsenal algunos que pueden utilizarse con mui cortas refacciones.

Las piezas espuestas a la intemperie deben cubrirse con garitas movibles. Esta medirla debe recomendarse en todos los puntos de la República, unos por lluviosos i otros por secos, encareciendo en todas partes el aseo i el cuidado.

Construyendo las esplanadas de piedra, no hai inconveniente para lavar las piezas i las cureñas i habiendo cuidado de pasar una brocha tan luego como se manifiesta mancha de moho, piezas i cureñas durarán, con economía del erario, cincuenta i mas años. Al efecto, el comandante del blockaus deberá tener un poco de betun i lampasos.

En cuanto al costo del armamento parece que la venta de las piezas de bronce alcanzará a darlo.

Con respecto a los blockaus no podemos hacer indicacion alguna porque no conocemos el precio de los materiales ni el de los jornales en los diferentes puntos de la República.

En resúmen: Los puertos de la República necesitan una defensa i parece que los blockans son la obra de la fortificacion mas adecuada.

Las piezas de fierro son de mejor servicio que las de bronce i conviene que tengamos gruesos calibres en los puertos principales, Valparaiso i Talcahuano. La frontera ofrecerá seguridad a los moradores, con diez puertos fuertes inespugnables si se atiende a la clase de enemigos que hai que temer; al mismo tiempo los destacamentos tendrán cuarteles sanos i seguros.

La demarcacion de estos diez puntos debe hacerse previo un maduro exámen de las localidades, teniendo presente que las blockaus deben fomentar las colonias nuevas, defender las fronteras, servir de puntos estratéjicos i reunir todas las condiciones de unas posiciones militares, destinadas con el tiempo a ser centro de grandes poblaciones agrícolas i manufactureras cuyos productos bajarán seguros a la costa por los rios que riegan aquellas comarcas o por caminos de hierro.

En fin, aun cuando estas obias sin armamento ni el aumento de fuerza-veterana, causen al fisco durante cinco o seis años un desembolso anual de 15,000 pesos, los resultados harán honor al Gobierno, podrá decir que la República le debe una garantía de paz para el porvenir. En efecto para gozar los beneficios de la paz, es necesario estar pronto para la guerra.

Piezas para el armamento de los pueblos i fronteras

CAÑONES
PUNTOS 24 180.12
68
48
C
A
R
R
O
N
A
D
A
S
 
D
E
T
O
D
O
S
 
C
A
L.
Copiapó 1 4

4
Huasco 1


4
Coquimbo 1 4

4
Valparaiso 16
8

Maule 1

6 4
Talcahuano 6



Valdivia 4 4


Chiloé 4 4


Fronteras (considerando
10 bloc kaus)
4 6

40

38 22 8 6 56

Esta distribucion se ha formado de modo que se utilice el gran número de piezas de fierro que existen en diferentes puntos de la República.

En Valparaiso, para salvas, pueden montarse cañones de a 6 de fierro, consultando la economía i el uso recibido de hacer esa clase de honores en el citado puerto.

Una libra i media de pólvora será el costo de cada tiro, miéntras que ahora se gastan cuatro libras.

Valparaiso, Mayo 15 de 1844. —José E. Fáez.


En la Memoria que presentó V. S. al Congreso en el año pasado, notó con sobrada razon que el Departamento de Marina se hallaba en cierto me do acéfalo; que no habia en él un centro de accion, ni una autoridad en aptitud develar inmediatamente sobre la ejecucion de las leyes o reglementos, siendo éstos por otro lado inaplicables en mucha parte a los informes elementos de marina que hai en el pais.

I para remediar estos males i preparar una nueva época a la marina nacional, obtuvo de la Lejislatura la creacion de una nueva oficina que prestase al Comandante Jeneral un auxilio especial, con el que pudiese consagrar a la marina esfuerzos mas eficaces e iniciar los serios trabajos que ella demanda.

Con arreglo a estos objetos, de mi deber era, desde que se planteó la nueva oficina, comenzar por hacer efectiva mi autoridad en todo el Departamento, i contraer mi atencion al exámen i ejecucion de las leyes vijentes. Pero desde lue