Página:Una traducción del Quijote (1).djvu/1

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada


UNA TRADUCCIÓN DEL QUIJOTE.

NOVELA ORIGINAL.

PARTE PRIMERA.

I.

Una mañana, el sol, penetrando por los entreabiertos balcones del gabinete, despertó á la Princesa María Lucko.

Abrió los ojos, se pasó la mano por la frente como para disipar las últimas nubes del sueño, y comenzó á cantar.

Todo el que canta inmediatamente después de despertarse, es jóven y feliz.

Atraída sin duda por el ruido de aquella voz sonora, apareció entre la blanca colgadura que separaba el dormitorio del gabinete, una perrita microscópica de raza inglesa, y saltó al lecho de la Princesa.

Pero ésta le dejó en aquel mismo instante, sin duda por contrariar al animal, y metiendo sus desnudos pies en unas chinelas, salió medio desnuda á la pieza inmediata, y juguetona como casi niña que era, comenzó á dar vueltas, huyendo de la perrita, que la perseguía ladrando.

No hay nada más atractivo que la mujer-capullo, que así debe calificarse á la niña que se hace mujer, por medio de una divina explosión de castos misterios. Una jóven, en esta nueva y rápida faz de su existencia, se asemeja á un nuevo astro que aparece en el cielo y atrae la mirada y el pensamiento del que le contempla.

La Princesa María se hallaba en los primeros momentos de esta