Página:Viaje en las rejiones septentrionales de la Patagonia.djvu/117

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
— 103 —

en busca de caballos frescos i que vino a la noche. Don Jacinto Vasquez no quiso dejarnos partir con los sacos de jénero que a manera de sombreros, llevábamos en la cabeza: gracias a la amabilidad de este caballero nuestro elegante tocado fué reemplazado por dos sombreros que nos regaló a Lenglier i a mí.

19 de enero.—Al alba salimos del potrero de Malo, nos acompañó don J. Vasquez como dos o tres leguas; pasamos varias veces el Calle-calle, tomamos un trago de chicha ántes de llegar a Arique en casa de un paisano de Lenglier. En Arique descansamos un rato en la fábrica de aguardiente de don F. Lagise, i a las cinco de la tarde, habiendo andado este dia como veinte leguas, entramos a Valdivia, cuarenta dias despues de nuestra salida de Puerto Montt. Ibamos a descansar algunos dias i hacer todos los preparativos para volver a las pampas.

En la segunda parte estarán consignados todos los detalles jeográficos sobre el país recorrido a nuestra vuelta. Lo precipitado del viaje no nos permitió esta primera vez, hacer las observaciones precisas.