Página:Viaje en las rejiones septentrionales de la Patagonia.djvu/16

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
— 6 —

recibieron el bautismo. Al ver estos resultados; grande era el consuelo del padre Mascardi, pero no tanto que bastára a hacerle desistir de sus intentos para con los Césares, en busca de los cuales partió por última vez en 1673 dirijiéndose al sur o sea hácia el centro del Estrecho i resuelto a no parar hasta encontrarlos; mas lo que encontró fué la muerte el 14 de diciembre del mismo año: los indios le asesinaron a flechazos. Parece que los jesuítas de Chile quedaron plenamente convencidos de que no existian, pues que no les vemos emprender mas viajes en busca de ellos; i no porque les faltase espíritu de empresa, ni dejaran de acometerlas ya hácia el Estrecho o ya a la otra banda de los nevados Andes. Estas fueron muchas en adelante, pero con el solo objeto de civilizar i cristianizar a las bárbaras naciones que en las costas del mar e islas adyacentes, i en el interior del continente vivian sumerjidas en las tinieblas de su condición; i pasando en silencio las espediciones marítimas diremos algo de tas terrestres por conducir mas directamente a nuestro objeto.

Sea la primera la del padre José de Zuñiga, que confiado en las consideraciones debidas a su finado padre el benemérito Márquez de Baydes, el pacificador de los araucanos, osó abrir una misión sin espreso consentimiento de las autoridades reales, para allanar el camino a la restauración de la de Nahuelhuapi en lo del cacique Calihuaca, que moraba en la falda oriental de los Andes, al naciente del lago de Ranco cerca de la cual pasaia para doblar la cordillera; i cuando tuvo que dejarla en el año 1686 a instancias del gobernador don José de Garro pasó por Nahuelhuapi distante unas quince leguas dirijiéndose a la isla de Chiloé. Con el mismo objeto instaló la Compañía al padre Refler en la misión de Culé fundada en 1700 entre los pehuenches, i su compañero el padre José Guillermos bien pronto logró ir no por este rodeo sino directamente a la tan deseada misión de Nahuelhuapi; porque habiéndose enfermado el padre Sessa fue nombrado por compañero del padre Felipe de la Laguna, que acababa de conseguir del señor Ibañez el permiso de restaurarla.

El padre Felipe entró en esta laguna en diciembre del año 1703 por el lado de Valdivia; i aunque ninguna de sus cartas, ni de sus historiadores nos dé el derrotero exacto de este camino, parece que por Reloncheroy se internaria en la cordillera, i que pasando por Calihuaca llegaria al lugar de la antigua misión, donde se instaló por ser ventajosa situación. El padre José Guillermos llegó a ella un mes despues por el mismo camino; i el 20 de enero partió el padre Felipe