Púsose Amor en la nariz el dedo

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda


Alude a la saeta de Filipo, padre de Alejandro, que le sacó de los ojos Cristóbolo, excelente médico


Púsose Amor en la nariz el dedo,
jurando, por la vida de Accidalia,
castigar mi rigor, aunque a Tesalia,
fuese por hierbas para algún enredo.

Y Juana, por la puente de Toledo,
más en holanda que en tabí de Italia,
pasó con cuatro puntos de sandalia:
¡máteme Amor si medio punto excedo!

Del pie a mis ojos, de su pie despojos,
tal flecha de oro entonces enherbola,
como la que a Filipo daba enojos.

Pero halló el macedón farmacopola,
yo no; que, con la flecha por los ojos,
remedio espero de la muerte sola.