Palabras de Mauricio Macri al anunciar la eliminación de retenciones a los productos agropecuarios

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.

<< Autor: Mauricio Macri


Buenos días amigos del campo, buenos días a todos los argentinos. Qué lindo empezar el día con todos ustedes, muy lindo. Gracias por tanto afecto, por tanto zamarreo entre tantos saludos que tuvimos, algunos con esas manos que tienen de campo que te pegan unos viajes que te dejan para todo el día (riendo).

La verdad que estoy feliz de que estemos hoy acá, porque como les dije en la campaña es aquí, es ahora, es juntos y llegó el día. Les pedí sistemáticamente, especialmente durante el último año que aguantasen, porque por donde andábamos cuando recorríamos me marcaban que no lo estaban pasando bien, que la producción de las economías regionales estaba en una situación muy crítica, muy crítica.

Pero por suerte llegamos, estamos juntos hoy acá para poner en marcha una nueva etapa de la Argentina. Haciéndonos cargo de algo que es muy importante, lo primero, que no hay más que plantear las cosas en términos del campo o la industria, el campo o el país, es el campo y la industria, el campo y el país. Porque sin el campo el país no sale adelante,

Por eso es tan importante, lo hablábamos con los gobernadores en que nos visitaron el sábado en Olivos, que tenemos que hacer un gran equipo en la Argentina, donde todos sepamos de qué y cómo tenemos que jugar, donde realmente todos seamos parte de estos tres ejes que he planteado como ejes que nos tienen que comprometer, con los cuales tenemos que trabajar juntos los próximos años, que son unir detrás de una mejor calidad institucional a los argentinos, enfrentar el narcotráfico y lograr una Argentina con pobreza cero.

Y ahí es donde ustedes tienen que poner lo suyo, porque todos sabemos que el camino estructural para terminar con la pobreza es la generación de trabajo y todos estos años, por falta de diálogo, por falta de unidad, por falta de criterio a la hora de trazar caminos comunes hemos puesto en riesgo los puestos de trabajo que teníamos. Pero ahora el desafío no puede ser conservar lo que tenemos, el desafío es crecer, es generar oportunidades para aquellos que no las tienen y mejorarles la situación a aquellos que sí tienen un trabajo.

Por eso hoy, como lo prometí -y Miguel me planteaba recién “gracias por cumplir”,-como lo prometí durante toda la campaña, apostar a su capacidad de crecer, a su capacidad de duplicar la producción agropecuaria de este país, dando una señal clara.

Hoy, apenas aterrice de vuelta en la ciudad de Buenos Aires, voy a firmar el decreto por el cual la Argentina pasa a tener retención cero a las exportaciones regionales.

Porque justamente lo vamos a hacer porque confiamos en ustedes, y yo estoy acá porque confío en ustedes, yo sé que es verdad lo que dicen en los papeles los planes estratégicos que se han hecho, que podemos duplicar la producción de alimentos en la Argentina. Y justamente también sé –y lo hablamos con los gobernadores los otros días y también espero hablarlo uno a uno con todos los intendentes- que tenemos una enorme responsabilidad adicional que llevar adelante, que es construir la infraestructura que le falta a este país. No se puede seguir creciendo sin rutas, sin energía, sin puertos, sin hidrovías, sin ferrocarriles.

Vamos a poner en marcha el mayor plan de infraestructura de la historia y sin corrupción, con lo cual lo vamos a llevar a cabo. Las obras van a valer lo que valen y se van a terminar en tiempo y forma, como tiene que ser, para que cada vez haya más confianza entre los argentinos.

Y ustedes tienen que poner su parte, que es lograr que cada vez exportemos menos cereales y más productos con valor agregado, tenemos que dejar de ser el granero del mundo para ser el supermercado del mundo. Eso significará que se llenarán de plantas todas las localidades de la Argentina, y plantas funcionando es trabajo de calidad para los argentinos. Y eso es lo que nos va a alejar cada día más de la pobreza.

Pero también quiero plantearles, como me decía y me recordaba muy bien acá Alfredo De Angelis, hay un compromiso que también hay que cumplir, que es pagar los impuestos. Porque ahora los vamos a administrar bien, los vamos a cuidar, entonces no hay ninguna excusa. Si hay más ganancias hay que pagar con alegría más impuesto a las ganancias, porque ese impuesto es solidario, ese impuesto ayuda a que podamos seguir construyendo oportunidades para otros y no querría tener que aplicar la ley, con todo el afecto que les tengo, porque encuentro que están evadiendo. Porque también quiero decirles con total honestidad: voy a ser implacable aplicando la ley a aquellos que no la cumplen.

Todos pertenecemos a este maravilloso país y todos queremos vivir felices en este país. Tenemos que alejarnos de la violencia, tenemos que alejarnos del atajo, de la estafa, de la mentira. Tenemos que comunicarnos con la verdad. Tiene que recuperar el valor la palabra, lo que uno dice es lo que uno va a hacer, siendo preciso, hablando poco, espero dar el ejemplo. Para que todos entendamos que, con todo el afecto del mundo por los abogados, sería tan lindo volver a que si nos damos la mano ya es suficiente, ya cumplimos. Que todavía en el campo argentino mucho de eso se hace así, de esa manera.

Es un largo camino que comienza y lo maravilloso es que recorrerlo ya nos va a dar una inmensa alegría. Estar todos los días un poco mejor, sabiendo que nada va a cambiar de un día para el otro, ni con soluciones milagrosas ni con efectos de la magia. Va a cambiar porque cada uno de ustedes, y aquellos que están mirando de todo el país, cada uno, desde el valle del Río Negro, mi amigo Pocho, con su producción de frutales, a la ruta 22, que tienen que llegar y el acceso al puerto, y la vitivinicultura y el arroz y la pesca, todos los que van a tener hoy un sistema que los incentive a exportar, va premiar a aquellos que ingresan al mundo generándole trabajo a otros argentinos, a todos les digo: recorramos este camino con alegría, con entusiasmo. Ese entusiasmo nos va a llevar cada día a estar más enérgicos y con más dinamismo para seguir produciendo más cosas. Sé que hay un enorme espíritu emprendedor en este maravilloso país y es lo que quiero que todos ustedes pongan en marcha.

Gracias por acompañarnos y a producir más trigo, más maíz, más carne, todo lo que somos capaces de producir. Todo para adelante, no hay más excusas, ahora depende de todos nosotros, nada más que de todos nosotros. Fuerza Argentina, fuerza la producción.

Lamentablemente un ómnibus que llevaba 45 gendarmes se ha desbarrancado y han perdido la vida la mayoría de ellos, con lo cual quiero mandarle un sentido pésame a todas las familias, a la Fuerza, estamos sobre el tema, ha viajado la Ministra y el Secretario a tomar intervención. Ha sido una desgracia muy desafortunada, así que todo el pueblo argentino tiene que estar dándoles las condolencias a esas familias, un cariño muy grande para todos. Por eso hay que mejorar las rutas para que esas cosas no sigan pasando.


 Pergamino, 14 de diciembre del 2015