Parnaso español 068

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Conveniencias de no usar de los ojos, de los oídos y de la lengua

(Parnaso español)

de Francisco de Quevedo



Oír, ver y callad remedio fuera
en tiempo que la vista y el oído
y la lengua pudiera ser sentido
y no delito que ofender pudiera.


Hoy, sordos, los remeros con la cera,
golfo navegaré que (encanecido
de huesos, no de espumas) con bramido
sepulta a quien oyó voz lisonjera.


Sin ser oído y sin oír, ociosos
ojos y orejas, viviré olvidado
del ceño de los hombres poderosos.


Si es delito saber quien ha pecado,
los vicios escudriñen los curiosos:
y viva yo ignorante y ignorado.