Probando que la ausencia no siempre es remedio contra el amor

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Probando que la ausencia no siempre es remedio contra el amor


 Cuatro tomas de ausencia recetaron   
 a un enfermo de amores los doctores;   
 el enfermo sanó de sus amores,   
 y los doctores sabios se mostraron.   
 

 Otros mil ejemplares confirmaron  
 de la nueva receta los primeros;   
 los astros conocieron mis dolores,    
 y sin duda sanarme proyectaron.   
 

 Me dieron de recetas tan divina   
 cincuenta tomas (que tomé con tedio),  
 pero más me agravó la medicina,   
 

 pues tan opuesto al fin fue aqueste medio,   
 que agonizando mi alma, se imagina   
 me matará el remedio sin remedio.