Propuesta de pacto entre ETA, PNV y EA de agosto de 1999

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.



I. Contexto político e histórico del nuevo pacto[editar]

  • Euskal Herria es actualmente una Nación dividida entre dos estados, sin ninguna representación unitaria ni soberana. Es más, los territorios incluidos en cada Estado tienen dificultades para formar una única entidad:
  • En el territorio bajo dominio de España, Araba, Bizkaia y Guipuzkoa, conforman la Comunidad Autónoma denominada CAV, mientras Nafarroa forma una comunidad autónoma diferenciada.
  • En el territorio bajo dominio de Francia, Lapurdi, Baxenafarroa y Zuberoa están incluidos en un departamento más amplio que acoge también al Bearne. Dentro de ese departamento, se produce otra división, ya que Zuberoa está unida a la subprefectura de Oloron.
  • De esta forma, a Euskal Herria le resulta imposible expresar su palabra, porque no dispone de ninguna institución soberana que asuma la representación de Euskal Herria y dé a conocer su palabra.
  • El objetivo del nuevo pacto consiste en que las distintas fuerzas que trabajan a favor de Euskal Herria hagan todo lo posible para que tome la palabra. De forma que en Euskal Herria, respetándose su pluralidad, todas las opciones políticas y sociales tengan una oportunidad.

II. Antecedentes de este nuevo pacto[editar]

II.1.- Pacto de Agosto de 1998[editar]

Los firmantes de este nuevo acuerdo suscribimos hace un año otro texto.

En dicho pacto, adquirimos el compromiso de crear una institución única y soberana que acoja todos los territorios vascos (Araba, Bizkaia, Guipuzkoa, Lapurdi, Nafarroa y Zuberoa).

Asimismo, se adoptó el compromiso de conseguir acuerdos de mínimos en defensa de Euskal Herria y de las necesidades básicas de los ciudadanos vascos.

Según el citado pacto, PNV y EA se comprometieron a romper las relaciones con las fuerzas que se posicionan en contra de Euskal Herria y a favor de España.

Por último, en virtud de ese acuerdo, Euskadi Ta Askatasuna (ETA) daba inicio a una interrupción general e indefinida de sus acciones.

II.2.- Principales acontecimientos desde la firma del pacto[editar]

Desde que se firmó el acuerdo, se han producido algunos cambios sustanciales:

a.- El 12 de septiembre de 1998, ciertos partidos, sindicatos y agentes sociales firmaron en Lizarra el acuerdo que propone la fórmula democrática para superar el conflicto, que posteriormente pasó a llamarse el acuerdo de Lizarra-Garazi (ver anexo).

b.- El 6 de febrero de 1999 se creó Euskal Herriko Udal Ordezkarian Bitzarra, institución que reúne a los electos de los ayuntamientos de todo el territorio vasco.

c.- Las fuerzas que trabajan en favor de Euskal Herria han cerrado sus acuerdos en las distintas instituciones: ayuntamientos, diputaciones forales y en el Parlamento de la CAV, el 19 de mayo de 1999.

d.- Sin embargo, EA y PNV no han roto completamente sus relaciones con el PSOE, a pesar de que, en función de la nueva coyuntura que se vive en Euskal Herria, las fuerzas abertzales debían dejar sin efecto todos los acuerdos con quienes no aceptan una solución democrática para Euskal Herria y trabajan en defensa de España.

III. Nuevo pacto[editar]

Los firmantes de este acuerdo adoptamos el siguiente compromiso:

  1. Una vez comprometidos a respetar la palabra de Euskal Herria, adquirimos el compromiso de que esa palabra llegue a materializarse.
  2. Nos comprometemos a crear el sujeto soberano para que se materialice esa palabra.
  3. Necesitando para ello un método concreto, apostamos por el método más democrático que se ha ideado hasta ahora, es decir, el de realizar en Euskal Herria unas elecciones libres y democráticas.
    • Dichas elecciones se llevarán a cabo adoptando como circunscripción única toda Euskal Herria.
    • Su objetivo consiste, como en cualquier otra elección, elegir el Parlamento de Euskal Herria compuesto por los parlamentarios que representan las distintas opciones políticas que se presenten.
    • Dichos parlamentarios serán también representantes de Euskal Herria.
    • Los parlamentarios deberán elegir al futuro lehendakari de Euskal Herria.
    • Será responsabilidad de esos parlamentarios liderar el proceso de reestructuración de Euskal Herria y de culminar la Constitución de una Euskal Herria soberana.
  4. Nos comprometemos a trabajar para que la convocatoria de esas elecciones reciba el mayor impulso posible y la cobertura de la mayoría de las instituciones. Trabajaremos porque la convocatoria la realicen la mayor cantidad posible de las instituciones que actualmente están en funcionamiento. Y, al mismo tiempo, teniendo en cuenta la situación política que atraviesa Euskal Herria, haremos todos los esfuerzos para que se lleven a cabo cuanto antes.
  5. Nos comprometemos a hacer todo lo necesario para que dichas elecciones se lleven a cabo en una situación lo más democrática posible.
    • Ofreciendo todas las facilidades a los ciudadanos vascos que quieran participar.
    • Arrinconando a las fuerzas extranjeras que pudieran representar un obstáculo para la celebración de las elecciones.
  6. Euskadi Ta Askatasuna (ETA), teniendo esas elecciones como objetivo, muestra la siguiente reflexión y la siguiente voluntad política:
    • En función de la fortaleza y estabilidad de ese futuro Parlamento, daría por finalizada la defensa armada de Euskal Herria que ha venido protagonizando hasta la fecha.
    • Después de firmarse el nuevo acuerdo, la suspensión temporal de acciones armadas que se ha producido hasta la fecha se convertiría en definitiva, siempre atentos a la rápida realización de dichas elecciones.
  7. A partir de este momento, los firmantes de este pacto nos hacemos cargo del desarrollo del proceso de constitución del Parlamento, lehendakari y el resto de instituciones que serán representantes de la soberanía de Euskal Herria, así como de la legítima defensa ante los ataques que provengan del exterior.

En Euskal Herria, agosto de 1999