Que pida a un galán Minguilla

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

"Que pida a un galán Minguilla"
de Luis de Góngora y Argote



Que pida a un galán Minguilla 
Cinco puntos de jervilla, 
 Bien puede ser; 
Mas que calzando diez Menga, 
Quiera que justo le venga, 
 No puede ser. 

Que se case un don Pelote 
Con una dama sin dote, 
 Bien puede ser; 
Mas que no dé algunos días 
Por un pan las damerías, 
 No puede ser. 

Que la viuda en el sermón 
Dé mil suspiros sin son, 
 Bien puede ser; 
Mas que no los dé, a mi cuenta, 
Porque sepan dó se sienta, 
 No puede ser. 

Que esté la bella casada 
Bien vestida y mal celada, 
 Bien puede ser; 
Mas que el bueno del marido 
No sepa quién dio el vestido, 
 No puede ser. 

Que anochezca cano el viejo, 
Y que amanezca bermejo, 
 Bien puede ser; 
Mas que a creer nos estreche 
Que es milagro y no escabeche 
 No puede ser. 

Que se precie un don Pelón 
Que se comió un perdigón, 
 Bien puede ser; 
Mas que la biznaga honrada 
No diga que fue ensalada, 
 No puede ser. 

Que olvide a la hija el padre 
De buscarle quien le cuadre, 
 Bien puede ser; 
Mas que se pase el invierno 
Sin que ella le busque yerno, 
 No puede ser. 

Que la del color quebrado 
Culpe al barro colorado, 
 Bien puede ser; 
Mas que no entendamos todos 
Que aquestos barros son lodos, 
 No puede ser. 

Que por parir mil loquillas 
Enciendan mil candelillas, 
 Bien puede ser; 
Mas que, público o secreto, 
No haga algún cirio efeto, 
 No puede ser. 

Que sea el otro Letrado 
Por Salamanca aprobado, 
 Bien puede ser; 
Mas que traiga buenos guantes 
Sin que acudan pleiteantes, 
 No puede ser. 

Que sea médico más grave 
quien más aforismos sabe, 
 Bien puede ser; 
mas que no sea más experto 
el que más hubiere muerto, 
 No puede ser. 

Que acuda a tiempo un galán 
con un dicho y un refrán, 
 Bien puede ser; 
mas que entendamos por eso 
que en Floresta no está impreso, 
 No puede ser. 

Que oiga Menga una canción 
Con piedad y atención, 
 Bien puede ser; 
Mas que no sea más piadosa 
A dos escudos en prosa, 
 No puede ser. 

Que sea el Padre Presentado 
Predicador afamado, 
 Bien puede ser; 
Mas que muchos puntos buenos 
No sean estudios ajenos, 
 No puede ser. 

Que una guitarrilla pueda 
Mucho, después de la queda, 
 Bien puede ser; 
Mas que no sea necedad 
Despertar la vecindad, 
 No puede ser. 

Que el mochilero o soldado 
Deje su tercio embarcado, 
 Bien puede ser; 
Mas que le crean de la guerra 
Porque entró roto en su tierra, 
 No puede ser. 

Que se emplee el que es discreto 
En hacer un buen soneto, 
 Bien puede ser; 
Mas que un menguado no sea 
El que en hacer dos se emplea, 
 No puede ser. 

Que quiera una dama esquiva 
Lengua muerta y bolsa viva, 
 Bien puede ser; 
Mas que halle, sin dar puerta, 
Bolsa viva y lengua muerta, 
 No puede ser. 

Que el confeso al caballero 
Socorra con su dinero, 
 Bien puede ser; 
Mas que le dé, porque presta, 
Lado el día de la fiesta, 
 No puede ser. 

Que junte un rico avariento 
Los doblones ciento a ciento, 
 Bien puede ser; 
Mas que el sucesor gentil 
No los gaste mil a mil, 
 No puede ser. 

Que se pasee Narciso 
Con un cuello en paraíso, 
 Bien puede ser; 
Más que no sea notorio 
Que anda el cuerpo en purgatorio, 
No puede ser.