Reconocimiento de la Junta de Buenos Aires por la villa de Oruro

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.



Exmo. Señor: El oficio dirigido á este Ayuntamiento por el de la Villa Imperial de Potosí, comunica con fecha 15 de Noviembre ultimó la plausible noticia del triunfo de las armas de nuestra amada capital, contra los gefes opresores que arbitrariamente habían deprimido la libertad de los pueblos, sujetando como á éste con la autoridad, y la respetable fuerza armada á la anterior violenta sumisión del Gobierno de Lima. El feliz momento de tan grande nueva ha sido el mismo en que este Ayuntamiento ha ratificado sus votos, y consagrádolos por la sumisión y obediencia debida por tantos títulos á esa Excelentísima Junta Provisional Gubernativa; y el dia 22 del propio mes, se ha solemnizado con general complacencia del pueblo, el augusto acto de la Jura que acredita el adjunto testimonio. Es tan propio de V. E. este homenaje, que la nativa adhesión de todo el pueblo se debe mirar como tributo forzoso, por mas que el heroísmo que reconoce en las operaciones de aquellas le animase, antes á hacer por arbitrio lo que ahora ejecuta por obligación. El grado eminente, y sobrehumano de sus virtudes políticas y militares, hacen hoy dia el mejor apoyo para la felicidad de estos dominios, pues en la mayor convulsión y lamentable crisis proporciona medios los mas sabios, saludables, y prudentes, á fin de preservarlos de toda invasión esterna y conservarlos ilesos para nuestro ausente desgraciado.soberano el señor D. Fernando VIl y sus legítimos sucesores. Por tan laudable servicio es acreedora V. E. á que la América del Sud, y especialmente esta fidelísima villa, la celebre como á un eminentísimo consistorio de la política, inespugnable apoyo del Estado, y verdadero bien de la patria. El Ayuntamiento á lo menos reconocerá, y venerará estos tres gloriosísimos, atributos en V. E. á cuya celsitud de ánimo, y victoriosas armas se debe el adelantamiento de tan sagrados objetos para logro de mayores esperanzas, para la protección ce Ciencias y Artes, y para el fomento de la minería de la que depende la prosperidad y conservación del Reyno, y en especial de este decaído mineral que no tiene otro elemento para su subsistencia.

Dios guarde á V. E. muchos años.

Sala Capitular de Oruro. Diciembre 4 de 1810.

Exma. Junta: José Mariano del Castillo.—Domingo Valense—Melchor Saavedra.—Melchor Pelaes de la Canal.—José de Unanue.—

Exma. Junta Provisional Gubernativa del Rio de la Plala.

Acta.—En la Villa de San Felipe de Austria de Oruro, á los veinte y dos dias del mes de Noviembre de mil ochocientos diez años. Congregados los señores de su ilustre Ayuntamiento D. José Mariano del Castillo, Regidor, Alcalde Mayor Provincial de los Partidos de Paria y Carangas, y ordinario de primer voto D. José de Unanue, Regidor anual, y Juez Diputado de Comercio: D. Tadeo Tobar y Latorre y D. José Arzabe, Regidores Provinciales, el Procurador Dr. D. Pedro Antonio Polo, y el Asesor General Dr. Don José Manuel Salinas, puestos en forma de Tribunal en los portales de las Casas Consistoriales, á mérito de lo prevenido en el acta Capitular, celebrada el diez y nueve del corriente, y bando, publicado en este propio dia, ordenaron se leyese el oficio dirigido por el Muy Ilustre Cabildo de la Ciudad de la Plata, su fecha 13 del que rige, con la adjunta respetable acta que en aquella corte se celebró con asistencia de todos sus circunspectos tribunales, é inteligenciados de su tenor el señor subdelegado D. Tomás Barros, Ministro Tesorero de Real Hacienda, D. Manuel Contreras y Loayza y el señor Teniente Coronel D. Melchor Guzman y General en Gefe de las tropas auxiliares de la Ciudad de Cochabamba, el señor Vicario, Juez Eclesiástico, Dr. D. Manuel Antonio Flores, y su venerable clero, el señor cura Rector de esta Santa Iglesia Matriz, licenciado D. Manuel José Soutiño, los Reverendos Prelados con sus respectivas Comunidades, con los demás vecinos de honor y habitantes de todas clases y condiciones, que estuvieron presentes, espresar, m en unión y conformidad, que prestaban la mus ciega y acendrada obediencia á la Exma. Junta Provisional Gubernativa residente enla Capital, á nombre del Soberano para mantener y defender los sagrados derechos de su adorado Monarca, el Señor Natural D. Fernando VII, afianzando esta fiel protesta con el sagrado vinculo del juramento, que verificaron á presencia del Real Busto, que se halló á vista del Pueblo, con su respectiva guardia, y concluido que fué este solemnísimo acto, se dirigió e Congreso con el numeroso y brillante acompañamiento á la Santa Iglesia Matriz, donde se celebró la misa de acción de gracias, entonándose al fin de ella el Te Deum por el feliz ó interesante objeto de la Monarquía, repitiéndose en el tiempo de las sagradas ceremonias las salvas de artillería, repique general de campanas y otras señales de júbilo, y regresando al misino sitio y sentados nuevamente como aates en forma de Tribunal, y repetidos los vivas y aclamaciones, con inexplicable fruición y regocijo, y en prueba délas tiernas espresiones con que se solemnizó este brillante acto, pronunció por conclusión el personero general su arenga con lo que procedieron á subscribirlo, mandando en su consecuencia que con testimonio de esta acta se dé cuenta a la Exma. Junta Provisional de la Capital de Buenos Aires y superioridad inmediata por ante mí de que doy fé.—

José Mariano del Castillo.—Tomás Barros.—Melchor Guzman. —José de Unanue.—Manuel Contreras y Loayza.— Tadeo Tobar y Latorre.—José de Arzavu.—Dr. Pedro Antonio Polo.—Dr. José Manuel Salinas.—Manuel Antonio Flores.—Fray Pedro Corrillo.—Fray Manuel Marín, guardián.—Fray Alejo de Orinana,

Srior.—Fray Alberto Peralta, prior.—Manuel José ouliño.—Manuel Morales.—Luis de Alcocer y Guerra, Escribano Público y de Cabildo.—Concuerda este traslado con la acta original de su conteste que se halla á fojas en el libro respectivo, á que en caso necesario me refiero, y para que conste en virtud de lo mandudo en ella, doy el presente en Oruro á tres días del mes de Diciembre de mil ochocientos y diez años.—

Luis de Alcocer y Guerra, Escribano Público y de Cabildo.