Recordando el entierro de Espronceda

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Recordando el entierro de Espronceda
de Antonio Ros de Olano


           
           ¡Cayó sin dar un ¡ay! en la primera
	y última desventura de su vida!...
	¡Ya no asusta el cometa sin medida
	que se apagó en mitad de la carrera!
	 
	   Y este llanto que moja mi severa,
	rugosa faz en la vejez sumida,
	es ya la última lágrima exprimida
	de una fuente de amor que amor no espera.
	 
	   ¡Poeta del pesar!... De la clemente
	tumba que de los vivos te separa,
	rompe la losa con tu férrea mano...
	 
	   Canta el himno a la muerte que inspirara
	a tu virtud el infortunio humano,
	y escupe al vulgo hipócrita en la cara.