Reflexiones o sentencias: 50

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda


§ 491. Nos honramos con los defectos contrarios á los que tenemos: cuando somos débiles, blasonamos de ser obstinados.


§ 492. Tiene la penetracion un aire de adivinar que lisongea mas nuestra vanidad, que las demas calidades del espíritu.


§ 493. La gracia de la novedad y la larga costumbre, por opuestas que sean, nos impiden igualmente conocer los defectos de nuestros amigos.


§ 494. La mayor parte de los amigos se disgustan de la amistad, y el mayor número de los devotos de la devocion.


§ 495. Fácilmente perdonamos á nuestros amigos los defectos que no nos perjudican.


§ 496. Con mas facilidad perdonan las mugeres que aman las grandes indiscreciones, que las pequeñas infidelidades.


§ 497. En la vejez del amor, como en la de la edad, se vive para los males; pero no para los placeres.


§ 498. Nada impide tanto ser natural, como el deseo de parecerlo.


§ 499. Es en algun modo tomarse parte en las buenas acciones aplaudirlas de buena gana.


§ 500. La señal mas cierta de haber nacido con grandes calidades, es haber nacido sin envidia.