Reflexiones o sentencias: 60

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda


§ XXI. Cuando amamos demasiado, no es fácil conocer si dejan de amarnos.


§ XXII. No decimos mal de nosotros, sino para ser aplaudidos.


§ XXIII. Las almas débiles se conmueven por cosas minimas.


§ XXIV. Hay ciertos defectos, que en cierto punto y circunstancias, agradan mas que la misma perfeccion.


§ XXV. Siempre se nos hace largo el tiempo que estamos con los que nos incomodan.


§ XXVI. Nunca es mas difícil hablar bien, que cuando nos avergonzamos de callar.


§ XXVII. Siempre son perdonables los defectos cuando hay valor para confesarlos.


§ XXVIII. Damos consejos; pero no la prudencia de aprovecharse de ellos.


§ XXIX. Nada es mas natural ni mas engañoso, que creerse amados.


§ XXX. Mas queremos ver á los á que hemos hecho bien , que á los que nos le han hecho.


§ XXXI. Mas difícil es disimular los sentimientos que tenemos, que fingir los que no tenemos.


§ XXXII. Las amistades renovadas exigen mas cuidado, que las que nunca se han perdido.


§ XXXIII. Un hombre que de nadie gusta, es mas infeliz que el que á nadie agrada.


FIN.