Refranes agrícolas y observaciones meteorológicas

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Refranes agrícolas y observaciones meteorológicas


Saben bien los labradores los días en que la Iglesia rinde especial culto a los Santos, y de estos días se valen para fijar las épocas en que se deben practicar las faenas del campo; ¡hasta agricultor es en España el catolicismo!


Un labrador en pie es más que un grande arrodillado.

Enero mojado, bueno para el tiempo y malo para el ganado.

Enero y febrero comen más que Madrid y Toledo.

En enero, ni galgo liebrero ni halcón perdiguero.

De flor de enero nadie hinche el granero.

Pollo de enero, pluma o dinero.

(O se mueren o se venden caros.)

El mes de enero es como buen caballero.

(Como empieza acaba.)

Enero de muchos hielos, febrero de muchas hebras, marzo de molinas (aguas menudas), abril lluvioso y mayo ventoso, hacen el año florido y hermoso.

En febrero, un rato al sol, y otro...

Cuando llueve por febrero, todo el año ha tempero.

Cuando no llueve en febrero, no hay buen prado ni buen centeno.

Febrerillo el loco no pasó de veintiocho; sacó su padre al sol y después lo apaleó.

San Matías iguala las noches con los días.

Año de heladas, año de parvas.

Año de neblinas, año de hacinas.

Año de brevas, nunca lo veas.

Año de landres (bellotas), año de landres.

Año lluvioso, échate de codos.

En año bueno, el grano es heno, y en año malo, la paja es grano

En menguante de enero corta tu madero.

Cuando por la Candelaria plora, frío fora.

En febrero mete tu obrero; pan te comerá, más buena obra te hará.

Por San Pablo riqueza en campo.

Tardes de marzo recoge tu ganado.

Boñiga de marzo, tira manchas cuatro, y boñiga de abril, tira manchas mil.

Paja y hierba para marzo la siega.

Sol de marzo hiere con mazo.

A quince de marzo da el sol en la sombría y canta la golondrina.

Niebla de marzo, agua en la mano.

Nieblas en alto, aguas en bajo.

En marzo poda el ricacho y en abril el ruin.

Cuando mayo marsea, mayo marsea.

Quien ara en abril, su madre no lo había de parir, y quien ara en mayo, ni parirlo ni criarlo.

Abril y mayo son la llave del año.

Entre abril y mayo, las harinas para todo el año.

En abril aguas mil, y en mayo tres o cuatro, y estas con recaudo.

Abril, frío, pan y vino.

En abril cada gota vale por mil.

Altas o bajas, en abril sean las Pascuas.

Enjambre de abril para mí, el de mayo para mi hermano.

Frío de abril a las peñas vaya a herir.

Al principio y al fin abril suele ser ruin.

Del garbanzo te sé contar, que por abril ni ha de estar nacido ni por sembrar.

Por San Marcos bogas a sacos.

Mayo hortelano, mucha paja y poco grano.

A lo tuyo, tú.

Aún no es vino, y ya es vinagre.

Grano de trigo no hace granero, pero ayuda a su compañero.

¿Dónde irá el buey que no are?

Hijos y pollos todos son pocos.

Quien en mayo se moja en mayo se seca.

Loca oveja la que al lobo se confiesa.

Cualesquier sementera tiene un día de sarpa.

Huerta sin agua, casa sin tejado, mujer sin amor y marido descuidado, son cuatro cosas que lleva el diablo.


No fíes, ni porfíes,
ni tomes, ni prestes,
y vivirás con sosiego entre las gentes.