Revista de España: Boletín 13

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Revista de España
Tomo IV, Número 13: Boletín bibliográfico
Nota: En esta transcripción se ha respetado la ortografía original.
BOLETIN BIBLIOGRÁFICO.


Entre el cielo y la tierra. — Poesías de la Señorita D.ª Joaquina García Balmaseda, precedidas de un prólogo del Sr. D. Manuel Cañete, individuo de Número de la Real Academia Española.

"Modesta poetisa" llama el Sr. Cañete á la autora de los lindos versos que encierra este volumen, cuya lectura acreditado justa y exacta la frase de aquel crítico distinguido. Todas las poesías de la Señorita Balmaseda están escritas por un estilo tan natural y sencillo, y tan á las claras revelan que el único propósito de quien las escribe es dar una forma bella á lo que siente y piensa, que desde luego seduce el ánimo del lector, tal vez cansado de la hinchazón y el aparato con que otros autores parecen exigirle aplausos y pretenden enseñarle. Sin que fuese al frente de este libro el nombre del autor, fácilmente se acertarla que es una mujer, y dotada con creces de los sentimientos que hacen más estimable su sexo. Una de las mejores poesías, acaso la superior de la colección, es la titulada A mi madre: el soneto Mis alegrías, la Despedida al año de 1865, La flor del olvido y otras, abundan en ideas bellísimas, que por si, y por la forma en que están expresadas, revelan que no han sido hijas de la lectura de otros libros, y recalentadas, por decirlo así, á fuerza de artificios retóricos, sino que han nacido fácil y espontáneamente del alma de la autora. Tiernos, hemos indicado, que son los afectos que ésta canta, y entre ellos sobresale una constante y sincera piedad religiosa; no parecida, por fortuna, á cierta piedad al uso, con la que, más que atraer, parece que se intenta separar las almas del camino del bien y de la verdad.

Con mucha razón niega el Sr. Cañete, al comenzar su prólogo, el aserto de que la época presente no es época de poesía: bien hace en afirmar que la poesía no puede morir sin que antes muera moralmente el hombre. Debemos esperar que los esfuerzos de los autores que den á luz sus obras (como ya lo han hecho la señorita García Balmaseda y otros), acabarán por vencer el poco apego á los goces del alma, ahora reinante, que justamente califica de lamentable el Sr. Cañete, y con notoria injusticia achaca al desmesurado afán de intervenir en la vida pública. El desvío que en éste y otros escritos manifiesta el Señor Cañete hacia este sentimiento (sea ó no sea desmesurado), no le deja ver que en España, en nuestros mismos dias, han nacido y vienen creciendo juntas y paralelas la indiferencia política y la indiferencia literaria. En cambio, ¿qué pueblo conoce hoy, aquel ilustrado escritor, en donde haya más actividad literaria y más amor á sus resultados que en Inglaterra?

El primer Almirante de Castilla, polémica histórica, por D. N. Perez Reoyo. — Lugo, 1868. — Soto Freiré, editor. — Un tomo en 8.° de 207 páginas.

Este librito es una colección de artículos dedicados á ventilar la cuestión de si fué D. Ramón Bonifaz, como aseguran todos los historiadores, ó Payo Gómez Charino, como pretenden algunos escritores pontevedreses, apoyados en inscripciones y tradiciones locales, quien rompió el famoso puente de barcas que cerraba el paso del Guadalquivir entre Sevilla y Triana, estorbando el progreso de las armas cristianas, cuando el Rey S. Femando puso asedio á aquella ciudad ilustre. Dio ocasión á esta interesante polémica el Payo Gómez Charino, drama de bastante mérito, escrito por el Sr. Alvarez Jiménez, catedrático del Instituto de Pontevedra, y representado en aquella ciudad el año pasado de 1867, donde se atribula tan insigne hazaña al mencionado personaje. El Sr. Pérez Reoyo, hijo de Burgos, no pudo ver con ojos serenos semejante usurpación de gloria, hecha en perjuicio de su compatriota Bonifaz, y salió á la palestra intentando demostrar la sinrazón de los preconizadores de Payo Gomez Charino. En nuestro concepto, lo ha logrado cumplidamente. Sus artículos, escritos con fácil y correcto estilo, revelan conocimientos arqueológicos é históricos no vulgares y sana crítica para apreciar los complejos datos traídos al debate. Ha hecho pues un buen servicio á las letras reimprimiéndolos juntamente con los de sus adversarios en el tomito que tenemos á la vista. De desear sería que dando mayor latitud al cuadro, empleara su claro talento y sólida instrucción en componer una monografía detallada acerca de Bonifaz y los orígenes de la lengua castellana, donde refiriese la vida de aquel héroe y la parte que tomaron en la conquista de Sevilla los diferentes puertos del litoral cantábrico y galaico; puntos todavía oscuros, cuya ilustración importa sobremanera á la gloria y cultura nacionales.


Director y Editor, José L. Albareda.