Revista de España: Boletín 42

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Revista de España: Tomo XI#Número 42
Boletín bibliográfico​

Nota: En esta transcripción se ha respetado la ortografía original.


BOLETIN BIBLIOGRÁFICO[editar]

Libros Españoles


Discursos leidos en la Academia de la Historia en la recepción pública de D. Juan Facundo Riaño.

El exámen de las principales cuestiones críticas, relativas a la Crónica general de D. Alonso el Sábio, así como de los elementos que concurrían a la cultura de su época, ha sido el objeto del discurso del Sr. Riaño. Asunto muchas veces escogido para tema de trabajos literarios, pero siempre interesante y curioso, es el progreso intelectual realizado en Castilla en tiempo y por los esfuerzos del hijo de San Fernando. El señor Riaño ha sabido tratarlo con gran novedad, así de datos como de juiciosas observaciones. En el cuadro que traza del estado de la civilización en el siglo XIII, y de los elementos de diversas procedencias que entonces concurrian a la española, hay grande erudición y sana filosofía histórica. En la parte que se refiere al análisis crítico de la famosa Crónica general de España, hay apreciaciones de mucho interes.

Sin disminuir un ápice la gloria del Rey Sábio, el Sr. Riaño no cree justo considerarlo como el autor de la Crónica, a pesar de la afirmación contenida en la introducción de la misma, y de otros documentos que pudieran también inclinar a creerlo, como lo han creido la mayor parte de los eruditos. Baste en este punto a aquel Monarca esclarecido el mérito indudable de haber dirigido la formación de esta obra literaria, en que se compilaron todas las anteriores del mismo genero: mérito que, añadido al de sus otras empresas literarias y jurídicas, le asegura la admiración de la posteridad.

Contestó al Sr. Riaño el Ilmo. Sr. D. Eduardo Saavedra, cuyo discurso, escrito en correcto estilo, y mostrando bien una vez más los dotes literarias que concurren en su ilustrado autor, no profundizó, sin embargo, las cuestiones críticas tratadas por el nuevo Académico en la parte relativa a la Crónica general, deteniéndose sólo en las consideraciones generales sobre el progreso, la historia y la política.