Romance de Marquillos

De Wikisource, la biblioteca libre.
Saltar a: navegación, buscar

Romance de Marquillos
de Autor anónimo


        ¡Cuán traidor eres, Marquillos!                 
        ¡Cuán traidor de corazón!               
        Por dormir con tu señora                
        habías muerto a tu señor.               
        Desque lo tuviste muerto         
        quitástele el chapirón;                 
        fuéraste al castillo fuerte             
        donde está la Blanca Flor.              
        -Ábreme, linda señora,          
        que aquí viene mi señor;                
        si no lo quieres creer,                 
        veis aquí su chapirón.          
        Blanca Flor, desque lo viera,           
        las puertas luego le abrió;             
        echóle brazos al cuello,                
        allí luego la besó;             
        abrazándola y besando           
        a un palacio la metió.          
        -Marquillos, por Dios te ruego          
        que me otorgases un don:                
        que no durmieses conmigo                
        hasta que rayase el sol.                
        Marquillos, como es hidalgo,            
        el don luego le otorgó;                 
        como viene tan cansado          
        en llegado se adurmió.          
        Levantóse muy ligera            
        la hermosa Blanca Flor,                 
        tomara cuchillo en mano                 
        y a Marquillos degolló.